Friends

                                         Seguir a ReflexionesLS en Twitter                                         Youtube_logo_35Separador

marcha atras


L sorianoResultado de imagen de marcha atras

Marcha atrás. 
No se preocupen que no les voy a tratar el tema del "Coitus Interruptus", ni siquiera del método Ogino Knaus, no, lamento decirles que este tema va de algo preocupante, como es la Ley Laboral Española. Como referido al conjunto de Leyes, normas, normativas, derechos  y Convenios que conforman la estructura del empleo en este país, debo advertirles que se trata de una de las peores del mundo de corte democrático y  occidental. Y esto porque en las otras partes del mundo a veces ni las hay emitidas, que si no, seguramente seria de las peores.          Y es así que la califico porque es una ley destructora de empleo masivo, y cuando menos, desincentivante de crearlo. Como si de una pesadísima ancla se tratase, la Ley Laboral Española es el peor lastre al desarrollo y prosperidad con el que carga la economía y los ciudadanos que la sostienen. La economía española no es capaz de bajar el desempleo del 25%, y muchas veces, y en algunas regiones, llega al 30% sin bajar en años. Y no es esto que se da en circunstancias extraordinarias, no en los últimos 30 años rara vez ha bajado del 20%, pero por poquísimo tiempo. Así pues debemos considerar que es "endémico" español esta barbaridad de desempleados. Pero no nos preguntamos el porque, ni interpretamos estos índices porque la clase dirigente, toda, llega a la conclusión de que esto no es lo relevante, debo suponer.
Todos hablan de empleo a boca llena, pero ninguno aplica las reglas necesarias para su desarrollo, ni siquiera copiando al entorno Occidental. No es aplicable aquí, parece querernos decir los responsables y capaces de cambiar esta circunstancia y tendencia. En el área de nuestra inmersión política y económica, el 7% de desempleo se considera ya un pleno empleo, y hay muchos países que bajan de esta cifra e incluso a la mitad. pero no nos interesa saber que hacen bien, ya que nosotros si estamos en el camino "correcto", nos cuentan. Tratare de explicarles alguno de los elementos que considero más importantes que mantienen el bajo empleo real , aunque son demasiados para citarlos a todos. Tal es la "enfermedad laboral" de este país. Gravísima.  En este país el desempleo real es mayor del que confiesan ya que las cifras de autónomos no se contemplan,  los que están en alguna actividad de formación y otros grupos no se contemplan. El sumergimiento o el hambre se explora por gran parte de la población, alrededor del 30%, ya que no permite el país, aplicar y repercutir al precio de los productos o bienes y servicios, todos los costos y gastos de una actividad, así como los parámetros fiscales de recaudación salvaje a los que nos obligan. La cantidad de empleos "protegidos", en sectores no solo públicos, sino como el carbón, estibadores y demás, a los que se añaden los famosos "liberados" y miles de asesores o "enchufados", políticos retirados en Organismos, y Autonomías duplicatorias, centenares de sedes  y direcciones generales inoperantes, empresas publicas a miles, todas deficitarias y un etc. lamentablemente inagotable es lo que conforman Los Famosos "gastos corrientes del Estado". Y cosa curiosa, es que NADIE está dispuesto a meter mano a este desaguisado criminal que "obliga" a recaudar hasta confiscar a más de la mitad de la ciudadanía. Haciendo irrentables decenas de miles de actividades que podrían o supondrían crear empleo "productivo". Es más, están empeñados una gran parte de los partidos en predicar que hay que acabar con lo poco que genera aportación al flujo porque eso es lo que es "moderno" y eficaz. Es una mamarrachada de ignorantes y de ellos muchos lo saben, pero, lo otro "vende más".
Pero mis cerros de Úbeda se acaban y bajo a la arena. En este país no existe la "marcha atrás" en tema salarial ni de derechos. Si un empresario, decide voluntariamente ampliar la remuneración de sus trabajadores , empleados y/o colaboradores, repartir ganancia, o regalar dispendios, se ve imposibilitado porque aquí no existe ni el freno ni la marcha atrás. No solo no se permite el libre despido cuando se termina una actividad, o se acaba un sector, o por razones muy variadas se cesa en una actividad o se ralentiza, sino que si en momentos de euforia y expansión se fue generoso, o  mejor JUSTO en el reparto, ahora si vienen mal dadas o el mercado no responde, no hay posibilidad de volver a lugares de partida. Queda muy bien mentir, decir estupideces que alegren oídos y reivindicar que el mundo crece solo y siempre hacia arriba. pero nada más lejos de la realidad. Para que siga subiendo, necesita bajadas , crisis , destrucción de lo mal construido. Así pues, dejemos libre el mercado, para que los agentes sociales sin prostituirlos con Patronales ni sobre todo Sindicatos nefastos, puedan regularse y decidir que quieren, cuanto quieren y cuando lo quieren. A Reflexionar.



0 comentarios:

Publicar un comentario