Friends

                                         Seguir a ReflexionesLS en Twitter                                         Youtube_logo_35Separador

NEGACION


LA NEGACION.  L.SorianoNegacion-Estrategia-Manipulacion-Psicologa-Alicante-Silvia

La negación sistemática a aceptar lo evidente es ya de por si un fracaso, antes incluso de poner a prueba sus argumentos cerriles. Estamos en la situación de negar todo. Los que actualmente gobiernan, se niegan a cambiar nada que les pueda alejar de sus privilegios ni de sus  actuaciones para conservar el poder. Los que quieren arribar y derribar para situarse el su lugar, se niegan a reflexionar sobre lo posible y lo imposible. Solo construyen fantasiosos castillos sobre lodos movedizos, sin ninguna posibilidad de hacer cumplir sus promesas ni hacer realidad propuesta alguna, al menos sin sufrimiento, violencia ni terror. Los primeros se atrincheran, los segundos radicalizan sus intenciones  y los que tienen aun la posibilidad de elegirlos se debaten por elegir entre lo malo y  lo peor de cada opción. Eso sí, con la sensación y hasta la certeza de que, elijan lo que elijan, saldrán perdiendo todos.

Cuando los que manejan el poder y los resortes del Estado se numantinizan en sus rancias propuestas asegurando que “volveremos donde estábamos y devolveremos lo perdido”. Y  que “las reformas de la administraciones están hechas” o que “ya hemos dejado atrás la crisis y la recesión”.  Pretendiendo que son “la única proposición seria y coherente” y repitiendo que si no son ellos será el desastre. Por lo que habrá que “aguantarles” sus rapiñas, corrupciones, manejos, nepotismos y clanismos, porque lo que venga será peor. Cuando ocurre esto, el resultado se vislumbra sombrío y la historia nos enseña lo que suele ocurrir, a veces muy dramáticamente con trágicos resultados.

Cuando los que aspiran a desbancarlos para ponerse ellos en su lugar, prometiendo el “mana” del cielo, más dinero, mas salario, mas  privilegios, mas Estado, mas gasto púbico, mas subvenciones y mas demagogia imposible con supresión de todos los recortes y todas las deudas . Y que ellos conseguirán la forma de pagar todo eso  sin problemas, cogiéndolo, quitándolo o pidiéndolo sin especificar bien quien será el financiero. Cuando esto ocurre, ya el fracaso se consolida. La salida, cualquiera que sea es desastrosa, laminadora, e imposible de controlar.

Los griegos quieren continuar un sistema inviable, con privilegios que no pueden pagarse sin la ayuda de Europa. Están convencidos de que es la “austeridad” y  no el derroche lo que les ha llevado al desastre, y que ellos, si se endeudaron, fue porque tenían "derecho" a vivir como europeos, con sus privilegios enteros, pero sin hacer mención a sus obligaciones.

En España los partidos tradicionales quieren imponer su sistema envuelto en su modelo y no renunciar a el advirtiéndonos que son lo único que tenemos con cierta solidez. Así pues, no podemos confiar en ellos para cambio alguno que nos beneficie. Los partidos emergentes ofrecen cambios radicales unos y moderados otros. Dentro de la legalidad unos, otros traspasando leyes vigentes. Con ciertas viabilidades unos y con demagogias imposibles otros. Si a esto sumamos que al electorado español, propenso a la demagogia, le gusta que le mientan  incluso si las mentiras son ofensivas  si les dan ilusión, esperanza y sueños, el desastre lo tenemos servido.

Sin embargo, desde mi punto de vista creo que votando legitimamos el juego de la negación, y si no votamos parece que no tomamos parte en nuestro futuro. Pero lo que tenemos ya lo conocemos, y no se marcharan ni cambiaran su modelo voluntariamente.                                                                      Los que prometen imposibles, al menos les han plantado cara y tienen la posibilidad de derribar el sistema, y una vez derribado, tendremos la posibilidad de canalizarlo.   Estemos atentos .Solo la posibilidad, ya que  otra es que hayamos despertado a una bestia que no podamos domeñar.  Ahora a Reflexionar.

 

justificante, con Plumero vistoso



EL PUÑETAZO

Violeta Yangüela

En  rueda de prensa camino hacia Filipinas el Papa Francisco ha dicho “si alguien insulta a mi madre puede esperar un puñetazo ¡Es Normal!”.

Parecería ser una justificación en el momento en que la acción del terror islámico responde con un tremendo “puñetazo” a lo que la religión del Islam entiende como un insulto de la revista Charlie Hebdo por la publicación de la imagen de Mahoma.

¿Se le olvidó a Francisco aquello de la otra mejilla? ¿Ojo por ojo y diente por diente?

Agrega el Pontífice que “no se puede provocar, no se puede insultar a otras creencias de la     gente,  uno no puede burlarse de la fe. Muchas personas que hacen de las religiones de otras personas una broma, eso es una provocación. Hay un límite. Ni la libertad de religión ni la libertad de expresión deben ser utilizadas para ofender a los demás. Sencillamente, no se puede insultar la fe del Islam”.

El Papa se pregunta, ¿Cuántas guerras de religión hemos tenido?

¿Otra justificación? ¡Parecería que el Santo Padre no ha llegado a la Ilustración! ¿Provocación de los que solo hacían compras en un supermercado judío?

Se supone que las sociedades del mundo que se rigen por una ley hecha por los hombres y para los hombres, el ciudadano, si se siente ofendido, insultado o calumniado, tiene el derecho de acudir a los tribunales en  su defensa.

El límite es la ley civil. El otro limite es la decisión de los ciudadanos de leer la revista o no, de aceptar la burla o no, de reír o no, de gustar de la broma o no.  Asunto de libertad.

Por otra parte, considerar la publicación de la imagen de Mahoma como una ofensa a la religión musulmana es como admitir que  las sociedades democráticas deben ajustarse a las normas, reglas y principios de las leyes divinas de Ala, el profeta Mahoma y el Corán.

Si esas caricaturas fuesen publicadas en el territorio islámico se supone que se está violando una ley divina.  En el mundo democrático no existen leyes divinas.

La reacción provocada por las palabras del Papa ha requerido que el portavoz de la oficina de Prensa del Vaticano, Federico Lombardi, tuviera que explicarlas. 

Dice el portavoz,  “evidentemente no es que el Papa quisiera decir que justifica la violencia. Ha puesto el ejemplo más clásico del mundo, un ejemplo muy sencillo para hacer entender que uno se ofende cuando se dicen cosas que le tocan my profundamente”.  Y agrega, “no es indiferente para nosotros que se ofenda la fe.  Hay que tener esto en cuenta, que en una convivencia los derechos tienen que ser respetados, pero esto es obvio”.

Habría que recordarle al portavoz Lombardi que es “obvio” que la Iglesia de la Santísima Trinidad no sale a asesinar cuando se ofende su fe.

Dicen que primero fue el verbo.  Se espera  el verbo de Francisco para decir: “mis disculpas”.

v.yanguela@codetel.net.do

 

Depresiones




MENSAJES DEPRESIVOS.-

 L. Soriano.


Arriola, que trajo a Mariano a la Presidencia del Consejo de Ministros, a pesar de él mismo, cree que sus predicciones proceden de vías Divinas. Y tal como Vespasiano, en sus postreros alientos entona el“Vae puto Deus fio”, porque el se cree ya un Zeus Tonante todopoderoso hacedor de Presidentes. Aunque a decir verdad, a su leal esposa no ha sabido enseñarle ni educarla, al menos en sus tratos con los subordinados como se observa en el video donde, como nuestro Borbónico padecimiento anterior, le pega tremenda bronca irrespetuosa y maleducada,malcriada, a su sufrido chofer. Cuando se tienen grandes complejos se desahoga en los que creen más débiles. Pobrecito mi patrón, decía Cortes, cree que el bastardo soy yo, o algo así. Ellos creen que en este año del “mantra” y como Goebbels y Castro, repitiendo estupideces y machangadas para que parezcan verdades, van a pescar algún voto y repescar otros pocos. Puede ser. Pero lo dudo mucho
Este país donde de diez ciudadanos, nueve embisten y uno piensa, según Machado, hay de todo y para todo, desde vicios a virtudes, pero siempre a título individual, que en colectividad siempre hemos sido de la basurita más olorosa.                                                                                                           Así, les llevo a reflexionar sobre la jaculatoria-mensaje Global y el Parcial o menor. “La crisis es historia”, Este año será el de la alegría, Ya se ve “otro ambiente”, Será el que hemos dejado atrás la recesión, En el que “devolveremos a los españoles lo que la crisis les ha quitado, “ Se ha perdido el miedo a ser despedido de su trabajo”, y así hasta un infinito relapso. Solamente con poquísima, más bien ninguna, vergüenza, se puede presumir en un país con 6 millones netos de parados, con 5 millones de ciudadanos en estado de pobreza y casi dos millones pobres de solemnidad, que ya el asunto crisis quedo atrás y volvemos al “gravy train”.                                                                               Entre el que no  reconocía crisis alguna, la que veía los brotes verde-tortilla sin estar ciega de Peyote-que sepamos-, y el que ya la dejo atras, moriremos de éxito y de derechos con mucha hambre y bastante necesidad. Un mensaje   edulcorado, queridos 700  inútiles asesores, es como la utilidad marginal, acaba por revertir, ahitar o decrecer. Ahora mismo, ese mensaje Insult-agit-prop, no solo no enardece el espíritu y la positividad, sino que antes al contrario, el deglutirlo deprime, cabrea y molesta a casi todos. Ya que en cierto sentido estan llamando inútiles y ”mamelucos mamertos”  a un 30% de españoles parados, o que se ven cerrando empresas, que ni perciben lo que los ministros ven, ni de muy lejos, ni saben sacarle jugo a la “recuperación”, grandiosa y  ejemplarizante worldwide. Esto va a provocar decenas de miles de depresiones e incluso algún suicidio. Ojala yerre. Pero, ¿si todo ya va sobre ruedas como decía la Bañez de Elche, que ocurre conmigo que no me llega nada más que necesidad? Pensaran así muchos . Creerán que son metafísicamente inútiles y una enorme rémora para el país, por su ignorancia, estupidez o incultura, y por tanto, el “Prozac” español se recetara en containers.    Y todo por emitir y recibir mensajes que hablan de “índices” y de crecimientos pero no de desarrollo.   Y el simulacro de justicia, como es habitual, en esos “árbitros caseros”, será siempre “in dubio, pro Gobierno que me colocó”.  Yo, prefiero la verdad, y esos gobernantes cortoplacistas no nos la dicen ya que todo es teatro estratégico para conseguir su objetivo A-1, que es mantenerse otra legislatura mas con “su gente” mandando y enredando, siempre en provecho propio. No se depriman, porque es todo mentira, y peor, porque no hay nadie que se beneficie de nada en este país, donde absolutamente nada va bien excepto las cuentas corrientes de los miembros de la clase política. Donde los honrados, que los habrá, supongo, ya que no conozco a ninguno de esa condición son como poco cómplices directos por omisión de denuncia y socorro.                                       A reflexionar.