Friends

                                         Seguir a ReflexionesLS en Twitter                                         Youtube_logo_35Separador

ENJAMBRE (Escondidos en el..)




Enjambre
(Escondidos en el).-
                                                                                             
                   
L. Soriano




Ahora parece que los consejos “arriolisticos” van por copiar al “biendespedido” matador de osos y elefantes. No tienen en cuenta que Rajoy, ni es Rey, ni tiene a su favor el mito de haber hecho algo algún día por este país que no le beneficiara.  Ya comente una vez el asco que me daba este país, costándome no pocas broncas de muchos lados. Mi capacidad de asombro esta rebasada y lo que me cuenten lo creeré, pero además añadiré que lo que no sabemos es mejor no saberlo, como el 11-M, porque si no seriamos muy  cobardes y canallas de no echarnos ya al monte de una vez, asaltar las Tullerias o el Palacio de Invierno. Están convencidos de que somos estúpidos, y esa convicción les llega porque actuamos como estúpidos, hablamos como estúpidos y pensamos y votamos como estúpidos, ergo….somos patos estúpidos.  Como la teoría del enjambre, pretenden ser multitud para esconderse en ella y quizás no se los coma el tiburón o el murciélago. Como los Ñus al cruzar los ríos, algunas bajas lamentables pero necesarias para la supervivencia del grupo y seguir legitimando el sistema. De algunos “michelines”   habrá que deshacerse que diría el innombrable Arzallus que en la gloria etarra este, pero que no vuelva jamás. No, no podemos estar orgullosos de este país, de este enjambre, dañino, mortal, dramático e incluso trágico. ¿Cómo hemos llegado hasta el? Pues con la complicidad y connivencia de TODAS las instituciones sin excepción por negarse a vigilar y a controlar, que era su trabajo y por el que cobraban. De todos los que ostentan un cargo público, que están obligados a denunciar todo lo irregular que vean, por ley y lo que sea, no solo va a ser denuncias fiscales a contribuyentes. De toda la clase política sin excepción alguna, que conocen a los corruptos sentados a su lado en los escaños o tribunas. De todos los Colegios Profesionales de todas las asociaciones empresariales, de todos y cada uno de los sindicatos y agrupaciones, de todos los que me dejo sin nombrar que no sabemos pero ellos si saben. Cobardes y mentirosos. La mayoría beneficiarios de contratos públicos, de concursos con la administracion, de cursos falsos y desmembrados o inarticulados, de ONG´s  falsas, de empresas publicas sin objetivo, de Consejos, de comités, de empresas fantasma dedicadas al engorde de presupuestos, a tráfico de influencias, a mediaciones prevaricadas y a cosas peores que no sabremos jamás. Por Acción u omisión, todos son culpables. No es la limpiadora que se lleva a casa el papel higiénico, no es el funcionario del lápiz, son ellos los que se llevan los miles de millones, a sus cuentas preñadas de maldad que rebaña a los pobres, discapacitados y enfermos la posibilidad de cura, esperanza o mejor cuidado. Nosotros no cambiamos leyes, ni recalificamos terrenos, ni dictamos sentencias ni podemos cambiar nada. No y No, nadie es culpable fuera de ellos, y ocultarse en el Enjambre, intoxicarnos con medios bastardos comprados y afines no les servirá para que ciertas tribunas libres prediquen el “Penitenciagite” y pidan la “hoguera”. De verdad se lo merecen, se merecen lo peor, las maldiciones gitanas más negras que las velas de “Lola” o que los testículos de los grillos. No haya paz para ellos ni para sus hijos, algunos con brutales depresiones, pobrecitos, pero otros disfrutando de sus millones en un “show off” mas bastardo aun, mezquino y despiadado. Que venga el Leviatán y engulla al enjambre de un bocado para que no quede ni uno fuera, pero ni uno. Que en este embrollo se van de rositas, por la puerta trasera, muchos, que salen corriendo a esconderse de la Turba furiosa y se libraran de la “lapidación” mediática, moral, política, económica. Todos han recibido dinero, subvenciones, favores, canonjías, prebendas, que perjudicaban al resto. Cada vez que ponían el doble a una obra para gastárselo en burdeles de todo tipo, sufría un parado, un discapacitado un terminal.                                                                                                                              No puedo seguir porque “me pongo del hígado”, como diría una vieja y bonita amiga. Que mas sabremos, que podremos hacer, no lo sé, ¿Cómo actuaremos?  No lo sé, pero algo haremos y entretanto, les invito a Reflexionar

Espada Islamica



¿RELIGION O CRIMEN?

Violeta Yangüela

La Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL) propone a la comunidad internacional que renombre al Estado Islámico como Asesinos Cobardes. El secretario general, Ronald K. Noble cree que así “borraremos sus esfuerzos por legitimar sus crímenes”. ¿”La crueldad es la fuerza de los cobardes”?

El señor Noble ha instado a la comunidad internacional a preguntarse por qué se debería permitir a un grupo sanguinario de terroristas coger el nombre de una religión como pretexto para justificar crímenes abominables que ninguna religión justificaría.

Parecería que el señor Noble desconoce la ley que rige en la tierra del Islam.  Es la ley divina del Corán, la Sharia, y eso implica  la ejecución  (lapidación, ahorcamiento, decapitación) para los asesinos, traficantes de drogas, apóstatas, adúlteras, fornicación y homosexuales. Amputación de manos para los ladrones, azotes por ofensas sexuales y cárcel por consumo de alcohol.

Human Rights Watch (WRW) informa de 19 decapitaciones por la espada en Arabia Saudita en el mes de agosto del 2014 por drogas, adulterio, brujería y apostasías y 34 personas en el año.

Mientras que Amnistía Internacional afirma que el 2013 se realizaron 47 decapitaciones,  Explica que las ejecuciones tienen lugar mediante decapitación.  La cabeza vuelve a colocarse al cuerpo y se le coloca en una plaza como un mensaje de disuasión.

¿Alguna diferencia con las decapitaciones del Estado Islámico? 

Parecería que los “asesinos cobardes”, al decir del señor Noble,  les llevan ventaja a la Arabia de los saudís. El mensaje de disuasión es global.  Youtube les sirve de  instrumento y las cabezas no vuelven a colocarse al cuerpo para su exhibición.  

En cuanto a la mujer, la vestimenta femenina del velo es obligatoria. En unos casos cubre el cabello, (hijab) en otros solo los ojos al descubierto (niqab)  y el total (burka).  La poligamia es exclusiva del varón. Se les permite cuatro esposas.

 La mujer no puede casarse con un no musulmán, mientras que el hombre si puede y además, se puede divorciar de la mujer con solo la presencia de dos testigos.   La tutela de los hijos la tiene el padre y en la “justicia” el testimonio de un hombre vale por cuatro mujeres.

Dice el Corán: Los hombres están por encima de las mujeres, porque Dios ha favorecido a unos respecto de otros, y porque ellos gastan parte de sus riquezas a favor de las mujeres. Las mujeres piadosas son sumisas a las disposiciones de Dios, son reservadas en ausencia de sus maridos en lo que Dios mandó ser reservado. (4:38)

La práctica de otra religión está prohibida y en algunos casos, sobre todo las dictaduras militares que no divinas,  permitida con limitaciones.

Dicen los del Califato: o te conviertes o la espada. Dice el Corán: “Matadlos hasta que la idolatría no exista y esté en su lugar la religión de Dios. (2:189)


¿Asesinos cobardes o Califato Islámico?

v.yanguela@codetel.net.do

Suficiencia vs Recuperacion




SUFICIENCIA O RECUPERACION.                                                  L. Soriano(Economista)

He rescatado un artículo reciente de D.Blas Calzada, Economista magistral de larga y conocida trayectoria que me ha hecho reflexionar. Dice acertadamente  D. Blas, que estamos en peligro porque los “Hacendistas” han tomado el poder, y esto es lo que hace que inevitablemente la recuperación se aleje según los “Economistas”. D. Blas nos explica que en las épocas de Flores Lemus, Jefe de la Hacienda Española durante un cuarto de siglo,  se  adoptaba el criterio de “suficiencia” para aplicar la recaudación y el nivel de impuestos. Con una administracion pequeña, modesta y bastante rigurosa, el nivel de recaudación debe ser el adecuado para cubrir todas las necesidades del Estado. Y  no se pone en peligro el funcionamiento de la actividad económica.  Pero cuando los hacendistas aplican el criterio  de la suficiencia sin el rigor de reducir el sector público a su justa medida y racionalizarlo en ahorro y eficacia, es el principal obstáculo para el desarrollo económico.       Así pues, en un elefantiásico Estado como es el español, en realidad, no en lo que nos quieren contar, subir los impuestos para pagarlo y no reducirlo para que pueda ser pagado sin interferir en la economía, es una autentica losa que ancla la recuperacion y contrae hasta la asfixia el intercambio y la produccion.  Nos hace D. Blas recordar la historia para no repetirla. Roma y Bizancio se deshacen porque no podían pagar el ejército y los enormes gastos de Palacio y corte, sin extorsionar a los súbditos hasta la inanición. Reflexiona asimismo sobre los primeros impuestos progresivos que se aplicaron en Prusia por Federico Guillermo, para recaudar más de las clases pudientes y poder mantener el Estado militar con un ejército numeroso que tanto favoreció a los prusianos, y tanto dolor provoco también.  En España, continúa, ya desde finales del 1500, el Estado pretendía mantener una corte insostenible y centenares de miles de burócratas sin producir nada, lo que provoco un gran desastre económico en nuestra economía de la que difícilmente ya saldríamos nunca. Sutilmente y con magnifico estilo de pluma, D. Blas, lanza la idea de que, si en vez de acogotar con impuestos y provocar cierres y reducciones en el consumo en la loca espiral de bajas de recaudación como consecuencia, no sería mejor atenual al maximo la presión fiscal, de verdad y ampliamente, aguantar mientras se recupera el país y después adecuar los gastos a los ingresos definitivamente.         O sea, todo lo contrario que los Hacendistas actuales hacen en contra de las advertencias de los Economistas, que hacemos con vehemencia, en cualquier y todos los foros posibles, sin gran predicamento por cierto. Pretenden la “cuadratura del círculo”. No bajar los gastos, más bien aumentarlos a costa de estrangular al contribuyente y mantener la estructural cifra del paro por encima del 25% global y rozando el 40% en muchas regiones. Sin contar autónomos ni otros grupos excluidos  por cierto. Termina D. Blas, diciendo, que cuando los ciudadanos en su esfuerzo de adaptación, consiguen cierto atisbo de recuperación, se estrella contra el muro recaudatorio, para mantener el volumen de gasto que no solo no baja, sino que además incluye una serie de “derechos” electorales, que se ofrecen a los votantes para animarles a votar por unas siglas. Así, el ciudadano que antes se los cubría a su costa, se los traslada al Estado por el voto y la recaudación confisca todo lo de verdor que pueda haber brotado en cualquier parte. Además estos derechos que deberían ser “Flexibles” y adaptados a la circunstancia, se convierten en rígidos e inamovibles, cuasi eternos, aunque otros grupos  estén pasando necesidades graves o incluso hambre. Siendo por otra parte contagioso en Europa, al querer imitar a países más ricos, otros que no producen lo suficiente para permitirse esas alegrías. Así el Gasto Publico crece y crece, jamás baja ni se lo plantea, sea cual sea la situación real de la economía del país, dañando el desarrollo de la producción.  He añadido poco de mi cosecha, ya que no solo acepto y coincido con absolutamente todo lo que expone D. Blas al respecto, sino que además, su magistralidad para exponer realidades de manera suave y educada es de elogiar e insuperable. Aunque yo prefiera ser más expeditivo con estos mastuerzos que nos gobiernan, ahora y antes, desde Felipe Gonzalez al menos. Gracias D. Blas, maestro de Economía.

A Reflexionar.

Deriva Fatal



 DERIVA. L. Soriano
                                                                                 
                            
La semana pasada llamo mi atención y me lleno de preocupación, un artículo del valiente compañero Liberal Hermann T. Normalmente, ante la avalancha de oferta de lectura, tengo que seleccionar. Así, lo que capta mi curiosidad, lo separo y si capta mi atención, ahí queda. Este escalo un lugar en mis actividades y no solo me preocupo el mensaje sino que me decidió a escribir este alegatito que les elevo a su reflexión.


Evidentemente vuelve el turno cíclico de los experimentadores sociales. Me recuerda al “mítico” J.S Reed, quien ilusionado con la revolución de octubre Rusa, fue el pionero de los periodistas que abrazaron con tanto ímpetu la frontera que les toco vivir, que no solo apoyaron y justificaron todas las tropelías que se dieron sino que colaboraron activamente en ellas. Un Play Boy de Oregón nieto de  archimillonarios mineros, dedico su corta e intensísima vida a una causa que si bien en su origen tuvo gran justificación, muy pronto devino en lo que siempre acaban las revoluciones. Devorando a sus hijos. El no lo vio afortunadamente, quien conoció a Lenin, a Trotsky e intimo con Zinoviev, no asistió por su prematura muerte, a la conversión del sueño en sangrienta pesadilla, pero contribuyo a ella con el apoyo y con la difusión del mensaje.

Pues Bien. Si buscamos paralelismos, dirán que distintos y distantes, puntualización que aceptare, el origen siempre es el mismo. La negación de la clase dirigente a ceder el poder, a alternarse, a repartir derechos y deberes y a dejarse controlar por las leyes que a los demás afectan. Se repite machaconamente a lo largo y ancho de la historia. Grecia Antigua cayó por laxitud y miedo. Roma cede ante Aníbal que no remata, pero Atila termina con el Imperio, con la ayuda inestimable de los ciudadanos romanos. En España por poner algo más cercano, cae la monarquía de Alfonso XIII porque todos querían de una vez la republica. Nunca una revolución se hace con el poder sin el apoyo de la Burguesía o de la clase media actual. Europa se deshace porque los europeos, hemos perdido nuestros valores, despreciamos nuestro pasado y nuestras creencias y convicciones. Lo que nos hizo fuertes e invencibles, hoy nos parece crispante y chirriante. Abrazamos a nuestro enemigo, les regalamos derechos y Billones para que como Moctezuma a Cortes no se acerquen y nos dejen en paz, exitando la codicia de los que queremos aplacar. Defendernos, ni queremos ni podemos además de  creer que no debemos. Grecia se hará comunista en breve, y ya sabemos que hacen los comunistas cuando son mayoría. Francia para el otro lado, con la sucesora de Le Pen, más moderada, arrasara en las elecciones o al menos habrá que contar con ella para todo. Holanda se radicalizara con su problema Islámico. Dinamarca, Suecia y Noruega, lo harán también aunque más tarde. Bélgica ya esta dividida. Hungría, ya ha anunciado su Presidente Viktor Orban, abandona el modelo liberal democrático occidental. España rota por varios frentes, y con fuerzas de ultraizquierda que abrazaremos por dos razones. Una porque son los únicos que amenazan al poder inmovilista con cierta posibilidad de preocuparle  y dos porque la clase media, sus “compañeros de viaje” no aguantan más presión, ninguneo, confiscación y chantaje moral de los partidos tradicionales adictos al modelo que abarca el sistema. Eso de que si no somos nosotros los demás serán peores está por ver. Cuando se nos niega a los ciudadanos el futuro nuestro y de nuestros hijos, cuando sin el menor escrúpulo asaltan las Arcas del Estado, colocan a sus allegados y afines en puestos inalcanzables para el resto, algunos inventados o sin función alguna, y se nos obliga a pagar para mantener un tinglado del que solo ellos son beneficiarios, se puede esperar que ocurra lo peor. Entonces habra quienes propongan explorar otras opciones distintas a una "Democracia ausente de espíritu democrático", valida solo para que la Elite se perpetue, mantenga en el poder y beneficie a sus acólitos. Cuidar de "su" especial democracia, eso si, sin practicar la autentica lleva a estos peligros ya vistos en la historia reciente. El caso es que lo saben, pero les gusta aguantar hasta que ya no hay remedio y hasta que llevarse todo el botín o rapiñar los restos. No deberán quejarse pues, si ocurren cosas inevitables y aparentemente desmesuradas. A reflexionar.

Tarjetas B





TARJETAS B
                                                                                                                                               
             
L. Soriano




Me había  prometido no hablar de este asunto debido a que mi agotada paciencia ya no me permite la moderación, y además creo que ya no es ni conveniente tenerla. Ni quiero ni puedo ni debo tener la mas mínima comprensión ni condescendencia con el comportamiento humano que se da entre la casta político-funcionarial española.  Si, es importante insistir en esto último ya que la “campaña” por igualar responsabilidades me provoca repugnancia elevada. En casi todos los medios, se habla de que hay que regular a los empresarios y a las empresas para evitar las malas prácticas, y esto de verdad, me pone del hígado. Cierto y verdad que sin duda alguna hay que perseguir el fraude fiscal que exista en el empresariado, en los trabajadores por cuenta propia y en los profesionales. Ya se hace y con bastante eficacia a veces y con arbitrariedad e indefensión del contribuyente siempre. Pero a mí personalmente, lo que me preocupa de  verdad es el dinero público. Su uso y destino.  Así, no es lo mismo Roldan que Conde, aunque a Prisa se le encomendara la tarea de lavar el cerebro de los mas españoles posible e igualarlos en maldad y fealdad. No es lo mismo Mariano Rubio que De la Rosa, por muy repugnantillo que me caiga el de apellido floreado.  No es lo mismo Pujol que cualquier empresario estafador.  No, y nunca. Esa burra no la compro. Los empresarios si delinquen contra el fisco, aunque sea aberrante la Ley, tienen que pagar por ello, sin duda alguna.          Los funcionarios y Políticos que roben, desvíen, malversen o sean responsables de hinchazón de facturas de obras y concursos deberán ir a la cárcel,  ser embargados y despojados de todos sus bienes hasta que devuelva lo desviado, inhabilitados y deshonrados. No es lo mismo que me robe un Banquero o que se de fiestas en su yate a mi costa, a que el Político/funcionario con dinero público sea uno de los hombres más ricos de España. Yo pongo el dinero en el Banco que quiero, asumiendo el riesgo de  que puedan robarme, pero el político me obliga a pagar un dinero sin excusa, para gastárselo en sus correrías y vicios. Así pues, no nos dejemos chantajear mentalmente. Ayer cuando  leía  “El Gobierno prepara ya una norma para que las empresas difundan sus políticas contra la corrupción y soborno”, me sobrevenía una ira justiciera que me subía la bilirrubina. ¿Desde Cuando Caja Madrid, la de Canarias, la del pianista Serra o cualquier otra eran una empresa “normal?”. Si, son entidades de dinero público, sin ánimo de lucro o cuyo beneficio es a distribuir en obra social y demás.  Y si, había Cajas, aunque tardaron segundos en borrarlas y pasarlas a Bancos, estos si ya  sin normativa y subordinación publica. Tampoco hay solo tarjetas, hay dietas, todos cobran dietas, en consejos en administraciones, en todo lo que se les peta, y eso no lo van a investigar porque al parecer es correcto y legal. Solamente la Junta de Andalucía en 2011-2012, con la que caía,  repartió 4 millones de euros en dietas y están tan contentos y nosotros amansados.                                                                                                   Cuando uno de los más relevantes socios de PW y C decía estos días  que los inversores de fondos creen que en España la regulación es oscura, cambiante y sesgada, o sea que no están claras las reglas y que ello supone uno de los mayores frenos a la inversión foránea tan necesaria ella, debemos admitir que hasta en eso nos perjudica esta “canalla” que en general nos gobierna. Normativas, reguladores, controladores con acceso al BOE, sesgados, volubles y lamentablemente previsibles.

Rescatamos Caja Madrid con dinero público y tenemos que asistir a como se lo gastaban esta reproducción de la Beautiful Poeple, cutre, voraz y felona. Y no son los únicos ni la única causa de gasto. ¿Haremos algo? Lo dudo mucho.                              A reflexionar.