Friends

                                         Seguir a ReflexionesLS en Twitter                                         Youtube_logo_35Separador

Club Liberal 1812





Ayer 30 de Mayo, se celebro en el singular marco de la Bodega “El Pimpi”, sita en la espectacular ciudad de Málaga, ya calurosamente agradable y maravillosamente rodeada de toda su carga de historia, la Conferencia arriba reseñada.

Presidio el acto  el Dr. en Derecho D. José Garcia Castillo, Presidente del Club Liberal 1812 de Málaga y también de la Asociación de Clubs Liberales de España. Quien dirigió unas emocionadas palabras al ponente y repaso muy breve y sunscintamente la situación actual del Liberalismo en España.           Dio entonces la palabra al Presentador del Acto, D Rafael O´Donnell, Vicepresidente del Club de Málaga y amigo personal desde hace décadas del conferenciante, a quien recordó viejas anécdotas vividas y nos instruyo en un resumido, por extenso, Curriculum del Invitado.

A continuación tomo la palabra D. Enrique Garcia-Agullo, como Presidente del Club Liberal de Cádiz, con un bagaje cultural y personal en actividades profesionales y políticas inmenso,  lleno de peculiaridades y categorías.

D. Enrique, deleito a la nutrida concurrencia con una brillante y elevada exposición, pero muy cercana y comprensible, que no dejo ninguna duda de lo que es el Liberalismo, lo que persigue y su finalidad. Decenas de citas y anécdotas, puntualizaciones y comentarios adornaron la sentida  charla que se nos hizo amena, breve e incluso corta, ya que hubieron algunos temas que hubiesen necesitado mas abundamiento, si el tiempo hubiese sido mas amplio y el “pie” corrector del Presentador no le hubiese advertido del horario del Programa.  Nos transmite D Enrique que adjetivar a la democracia o al liberalismo es encorsetarlo, limitarlo, desvirtuarlo, como si no se quisiera pero queriendo.       En resumen, El Liberalismo, es algo muy amplio, donde abarcan muchas ideologías, tantas, que citando a su autor, D. Enrique comento que “hay posibilidad de ser liberal y demócrata, pero se puede no ser demócrata y ser liberal”. Pero sobre todo lo que quedo en el ambiente fue que el liberalismo es poder “convivir en desacuerdo” y donde la divison de poderes absolutamente efectiva es imprescindible. Como conclusión personal, el liberalismo puede aportar su peso en la vigilancia ante el exceso de Estado y de regulación de la vida de los ciudadanos, siguiendo como referente al Vizconde de Tocqueville y más contemporáneo a nuestro admirado Hayek, pero rechazando el sentido que se le da comúnmente a la palabra Neoliberal, como fuente de todos los males de las economías o con connotaciones absolutamente negativas. Posteriormente, Y dirigido por D Jose de Herraiz, se procedió a un breve coloquio, donde alguno aprovecho más que para oír al ponente, para exponer sus personales opiniones aprovechando el micrófono y el foro. D Enrique, elegante y magnánimo, respondió o comento a todos con cortesía y a veces con firmeza, como en su afirmación de que –según el- en España hay democracia, cosa que dudaban algunos de los participantes. También se planteo, si deberíamos acceder a aceptar que el Estado nos esquilme para atender a derechos de unos privilegiados no extensibles a todos. El ponente, haciendo gala de su cintura política, hablo de distinguir entre el despilfarro y la necesidad solidaria que hay que ejercer siempre con los necesitados reales y con el sufrimiento de muchos. A la pregunta de que si se podrán homologar los grupos liberales y formar una verdadera fuerza política, D Enrique, que ya nos había advertido de la distancia que el y los Clubs liberales marcan con los partidos políticos, incluso con muchos que se dicen liberales, explico que había que dejar que cada uno encontrara su nicho y lugar en la expresión de sus ideas.

Cerró la sesión El Dr. D Jose Garcia Castillo, recibiendo el ponente un nutrido, largo, cariñoso y merecido aplauso por parte de los entregados concurrentes.

A continuación, hubo una “tenida” relajada y distendida con unos platillos típicos malagueños , unas copitas de vino y bastante cerveza por el calor, donde ya libres de la presión “mediática” pudimos departir a gusto en compañerismo y camaradería, de lo que para nosotros representa el Liberalismo. Sin dejar de reseñar, por su relevancia, que se acordó Por el Presidente de los Clubs, por los dos Presidentes, por el Vicepresidente y por los miembros presentes de la Junta, apadrinar un “Club Liberal 1812 Canarias”. Brindando por el nacimiento y prosperidad del nuevo Club  y  asignándole a este humilde redactor, la formación del mismo, honor tremendo, que agradezco y valoro y que procurare llevar con orgullo y rectitud como corresponde a tan grata y encomiable tarea.

L Soriano