Friends

                                         Seguir a ReflexionesLS en Twitter                                         Youtube_logo_35Separador

LA OCDE, cantó

Economía

OCDE.- L Soriano. Por si fuéramos pocos, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico, acrónimo OCDE, llega y “excreta” un dictamen como siempre sesgado, tendencioso, dirigido e interesado. Esos “sesudos” funcionarios elegidos para la gloria con sabe que meritos, espero que algunos no estén marcados con tres equis, han dejado su perlita, se habrán comido una fabada con jamón y a otra cosa.

El que venga Un señor Mexicano, del PRI por supuesto a echar una manita a estos “Gallegos” en problemas, aunque no sean de la cuerda pero que financiaran sin duda la Organización con suculentas aportaciones. Como si estos no supieran lo que hay que hacer. Y lo que no hay que hacer. Pero que se ajuste a lo que el Gobierno quiere hacer y necesita que la OCDE se lo respalde es esperpéntico.

Aquí no se puede subir los impuestos porque entre otras cosas lo que se percibe fuera de España acerca de España no tiene nada que ver con lo que sucede  realmente en España. Pero si hasta el Borbón Capeto lo ha visto claro, debe de ser cristalino. Claro que hay que abaratar los despidos, bajar los costes laborales, animar a contratar, a  perder el pánico a emplear, bajar la fiscalidad  de las transacciones inmobiliarias a casi la nada, y muchas cosas para lo que les dimos esa mayoría absoluta. Pero para subir los impuestos no solo no tienen mandato sino que es un disparate monumental. Un fracaso anunciado de todas las medidas que se tomen aparte. Sean las que sean. ¿Y si no hay prestaciones, dejaran de cobrar las cuotas de la SS? A que no?      En un escenario de subida brutal y confiscatoria de impuestos, no florecerá economía alguna y menos la española, subvencionada y acostumbrada a vivir del poder. ¿Porque no dice D. Angel Gurria, que se desmantelen las autonomías y los 2 millones de empleos improductivos e irreciclables con la que nos han cargado esta casta política nauseabunda? Si tan altos funcionarios han estudiado tan bien el caso español, no se han dado cuenta de ese “pequeño” detalle? Asco y vergüenza. Esto no es decepción, acabara en odio y si no al tiempo.

Como es posible que no se den cuenta que impuestos como los que afectan a las herencias, al patrimonio a los consumos o a las compra-ventas inmobiliarias  son absolutamente desincentivantes para toda la población. El impuesto de sucesiones antes de que el heredero lo “realice” no es nada. Equiparar solar, vivienda, inmuebles en general a Euros efectivos, puede ser una mina para la incautación pero es un abuso total de poder y una falacia interesada y regresiva, rayana en el latrocinio. Yo podría llegar a entender que estos ávidos asaltacaminos, pusieran esos impuestos al momento de la venta por herederos o compradores, me costaría, pero llegaría a hacerlo resignado. Pero si mi padre me deja un terruño a su sentida muerte, ¿como ellos asocian terruño a dinero contante y sonante, lo valoran despiadadamente, y en seis meses a pagar hasta el 30% de “su valor”? Y ahora viene el Mexicano y nos da dos de arena y tres de cal. Se irá calentito y descansado.          A reflexionar.

RECAUDAR NO ES JUSTICIA


                                                                                                  JUSTICIA RECAUDATORIA.-L. Soriano

Si la justicia en España es la peor valorada de Europa y una de las peores valoradas del mundo si tenemos en cuenta el sentimiento de  opinión y encuesta de los ciudadanos, lo que faltaba para alejar a todos de ella es esta medida absurda y rabiosamente malvada que acaba de aprobar el Ministro de justicia. Si se le  conoce al individuo, no es extraño estos disparates, dada la megalomanía del personaje y le estupidez innata incrementada con la adquirida. Si Ahora ya se cree que entrar en un Juzgado es esperar una sentencia fortuita, a partir de esta adicional tasa, sera mejor desistir y aplicarla por propia cuenta.

Sin embargo sorprende que los Abogados en pleno no se aten al ministerio hasta que no la retiren o suspendan todas las actuaciones en comandita o hasta que no se deroguen estas flagrantes y sangrantes estupideces.                   Alguna cosa beneficiara a los altos cargos de los Colegios profesionales, para que la protesta sea tan leve, y que el absurdo prepotente no se haya dignado consultarlos siquiera.

La justicia en España es Rogada. Los fiscales son meros instrumentos de la Fiscalía que les ordena y ya sabemos que no defiende a nada ni a nadie. Así que o la reclama el perjudicado o cada cual hará lo que le da la gana en perjuicio del otro dando pues facilidades a los ladrones, marrulleros o vividores, así como  a los asesinos, violadores o maltratadores. Provocara además que el consumidor, o el usuario, o el simple viandante tenga que aceptar callado lo que le den, le vendan o le facturen. Es grave, muy grave la “Tontería gallardonita”.

Además la mayoría de los abogados, el conjunto de la profesión en general, nunca fue bien vista por la sociedad. Y esto es por culpa del barato corporativismo practicado y que se practica, que es incapaz de castigar a los que le quitan el lustre a la que de otro modo seria una de las más ilustres profesiones. Y son demasiados los que la utilizan para malas prácticas y para actitudes y actividades que ponen en la picota al conjunto de los colegiados. Así pues, al obligarnos a tener que ir necesariamente con individuos “peligrosos” muchas veces, y encima tener vigente la figura del “procurador”, rancia y decimonónica mediación que no tiene sentido ni rigor, reclamar Justicia se hace imposible. Y lo que es peor, la indefensión ciudadana crece a límites estratosféricos. Nos aplican la “picana” y tenemos que decir que llueve. Pagar y callar. En extremos de Fiscalidad, consumo, sanciones, multas, etc.    Ya el incoador, cualquiera que sea, se convierte en Juez del Supremo y lo que diga cualquier desnortado jefecillo de rentas, guardia de tráfico mal pagado, o policía municipal prepotente, será Ley de hecho.    Por otra parte, esto va a fomentar la delincuencia de una manera muy viva. De momento el reclamar impagos, deshaucios, o cualquier situacion irregular desde la mas leve a las mas grave, se vera asimismo frenada por el miedo a la Tasa.                                                                          Ahondando  aun más la sensación de que en este país no se puede vivir.         A Reflexionar

ACOSO y Miedo


ACOSADOS Y ASUSTADOS.- L. Soriano

Este país nuestro, donde hasta hace poco era imposible vivir mejor, se ha convertido en un infierno para los residentes permanentes sin posibilidades de escape. Como de una dictadura comunista de las más aberrantes, somos como peces en una bañera donde la secta que nos gobierna caza a placer. Dice nuestro ilustre amigo Javier Ybarra. Cuando los políticos se ponen de acuerdo para anteponer la parte personal a la general, surge la Secta”.    Así pues cuando  me refiero de este modo a ese medo millón de “ruleros” que maneja nuestros impuestos, no creo estar ni exagerando ni crispando.          Es simplemente que nos han perdido el respeto y nos toman como a “comida barata”.

Actualmente vivimos asustados ante el acoso de la secta, de una manera que nos crea una angustia vital vivir en este país si no perteneces o te sometes a ellos. Tienen el poder de arruinarte la vida, de juzgarte, embargarte, aplicarte la Ley vigente adecuada a sus intereses, desahuciarte, asaltarte las cuentas bancarias y expoliarte de todos tus recursos. Con toda la parafernalia y el apoyo de las “instituciones” contaminadas”, en poder de sus co-religionarios, parientes, y próximos.

Lo peor no solo es quien aplica las Leyes, sino las Leyes que aplican, hechas a la medida para la indefensión más abyecta, con paralelismos sangrantes con autocracias criminales. Cada vez que nos llaman al teléfono a una hora rara, nos entra ansiedad, cada vez que llega el cartero, nos abruma la angustia esperando la notificación confiscatoria, cada vez que salimos a divertirnos nos sentimos perseguidos por las necesidades de recaudar de las administraciones. Debemos darles cuentas al comer, al beber, al fumar, al comprar, al vender, al cobrar y al pagar. Debemos cumplir normativas incumplibles y desalentadoras, y nos aplican leyes civiles, fiscales y mercantiles que se extrapolan de otros lugares donde las estructuras las permiten seguramente, pero que aquí no tienen absoluta cabida.                 Somos prisioneros de sus BOC,s o de lo que quieran cambiar de las Leyes desnortadas que elaboran, con decenas de refundidos, modificaciones y cambios para canalizar la recaudación salvaje sin contrapartida visible ni rigor en el gasto.

Si se fijan, nos advierten y nos convencen de que “los servicios hay que pagarlos”. Es cierto. Lo que ocurre es que se los pagamos a varias administraciones y varias veces. Porque deberíamos responderles que ya pagamos seguridad social, además de la que pagan por nosotros, casi un 40% de nuestro salario. Pagamos los autónomos, módulos, Impuesto de sociedades, Impuestos sobre la renta, Impuestos sobre el consumo, sobre combustibles, sobre comunicaciones, impuestos de importación, y una retahíla mas, que no sabemos bien a donde van. Ya que entre otras cosas, vienen las Administraciones locales y nos cobran Ibis, rodajes, basuras, donaciones, sucesiones, Incremento de valor de los activos, y las reclamaciones por estimaciones de valor de los inmuebles y demás. Sin contar las multas, a veces sangrantes absolutamente recaudatorias. Y lo de antes, ¿dónde va?

¿Creen que en este país se puede vivir, cuando la secta y unos pocos millones de privilegiados, por disfrutar de prebendas no extensibles a todos los españoles en general, son los únicos que pueden vivir con cierta holgura y los demás al crujir de dientes?                                                                                      Yo creo que hay dos países paralelos, ya que las cuotas, las tasas, las minutas u honorarios tasados, todos los precios “oficiales” en general  no contemplan retroceso. Y la solución que encuentran los gobernantes es acosar y asustar.   Acosando a los ciudadanos hasta extremos muy complicados y asustando a emprendedores, a gente con iniciativa y a quienes pueden aportar algo a la sociedad. Los más expuestos a la voracidad son los que más han ahorrado, mas han producido, mas han cotizado y eso se refleja en que tienen alguna propiedad o recurso a su nombre que es fácilmente expropiable.                          Yo soy incapaz de entender tanta estupidez y tanta mezquindad.                      A reflexionar

DESAHUCIO


DESAHUCIOS. L. Soriano

Un desahucio es algo lamentable, dramático y a veces trágico. Concatenar un suicidio con el desahucio no es decir la verdad salvo intereses particulares, partidistas y hasta políticos las más veces. Un cumulo de circunstancias puede llevar a la desesperación absoluta pero una sola no es demasiado probable.

Me voy a mojar en algo tan delicado.  Esto en ningún caso es un tema simplista para que demagógicos indocumentados traten el tema de forma populista.         Lo que han conseguido estos ignorantes políticos compradores de votos es desgraciar de por vida a sus votantes. Ya que no solo no han actuado como vigilantes de las posibles desgracias de sus ciudadanos, sino que la inmensa mayoría de las veces las han fomentado. Quienes ahora claman por la injusticia, en su día no cambiaron las leyes ni advirtieron a los hipotecados de las responsabilidades en que incurrían, y quienes ahora la pueden cambiar, por las mismas razones no lo harán de grado. Sin embargo volvemos a lo mismo, al fondo de la cuestión. Si han firmado lo que han firmado, si era posible firmar esos contratos, si eran legales, y al parecer lo son?, ha fallado todo en este país. Pero, con la Ley en la mano, las entidades financieras ni pueden, ni quieren ni deben dejar de ejecutar los impagos. Los que se atrevieron a firmar tremendos contratos feroces y leoninos, y ahora comentan que les engañaron o que no les informaron, o lo más común, que de otra forma no tendrían nada propio, son también responsables. Muchos atrevidos entre estos y mucho soñador, todo hay que decirlo. Muchos otros más realistas de sus posibilidades, no compraron ni se hipotecaron y sus derechos no se están contemplando, al sacarle sus impuestos para mantener a los que actuaron como cigarras. Duro pero real, que aquí TODOS somos culpables, aunque  unos más que otros.                                                                                           La Ley casi nunca es justicia, sobre todo en países como el nuestro. Y lo malo es que se hagan leyes que son injustas sin las debidas protecciones o garantías del ciudadano ante ellas. Pero el Estado necesita saltarse la Ley siempre y deja estos resquicios. Para expropiar, para recaudar, para favorecer a grupos que después le apoyan o le prestan dinero que necesitan. La renovación debe de ser total, y de arriba abajo, y a eso no están dispuestos a jugar los Gobiernos de ningún color. Aquí hay un tema además añadido, ya que se está usando dinero del contribuyente para “rescatar” a los Bancos, que son Cajas prevaricadas por políticos que se han llevado miles de millones de euros. Supongo que de este hilo se podría tirar si se tuviese interés por alguna parte que no sea el perjudicado para parar los desahucios. Pero tampoco parecen dispuestos a levantar liebres o a abrir puertas de escape. Al menos con carácter retroactivo nada podrá ser. Lo que puede extrañar es porque no cambian la Ley ya. Es sencillo. Si la cambian, la Banca dejara de dar préstamos o hipotecas sin entregas a cuenta desorbitadas y sin intereses de los años 50. Resultado, medio país se quedara paralizado.

La situación actual es como sigue. Si vemos que algunos pagan y otros no, nadie va a pagar, no pagaremos mas. Los Bancos-que eran Cajas politizadas- quebraran los que tengan que hacerlo, salvo que los políticos implicados- todos lo están- decidan seguir regándolos con nuestros impuestos confiscatorios.       Y esto es porque además hay que pedirles a los medios financieros que tomen deuda para pagar despilfarros y Gasto Corriente, y para eso hay que tenerlos contentos. Han fallado los políticos ignorantes, ambiciosos y despilfarradores a la vez que corruptos muchos de ellos.                                                                                Estamos llamando al motín, a la insumisión, a la quiebra de la Ley y del Estado de Derecho, y yo no seré quien critique esto. Sin embargo estamos desviándonos del objetivo, del foco, del nido de la bestia.                                Como siempre todo acaba en el poder político, que secuestra al legislativo y al judicial por ende. Son la causa de todos los males y han preparado una cárcel para todos nosotros de la que no podemos salir. La ley Electoral, Las Leyes Fiscales, Los Jueces aplicando cosas arbitrarias y la policía actuando a sus órdenes.  Las soluciones son difíciles, pero insisto, solo son decisiones políticas, y de los cómplices necesarios como sindicatos, patronales y demás miembros de la Banda de los perros rabiosos e insaciables. Que no nos vuelvan a confundir, los Bancos- dizque Cajas- eran de ellos, y ellos que crearon y dejaron crear esta situación  ahora quieren dirigir el salvamento.         A Reflexionar.

 

De Mentira


                                                                                                     EMPLEO FICTICIO     L Soriano

Lo que apuntábamos días a atrás, acerca de la estructura y características de los empleos en España, merece una extensión argumentaria para tratar de hacerme comprender. Resulta que una vez dado por sentado que no es casualidad nuestra tasa de empleo, de las más bajas del mundo, sino debido a que hemos hecho las cosas mal. Lo peor es que seguimos haciéndolas igual de mal.  Seguramente por ello, llegaremos casi sin duda a los nueve o diez millones  de parados.                                                                                               La esencia del empleo es la  movilidad y la agilidad de los individuos que solicitan empleo con algunas peculiaridades diferenciadoras de los demás.      El Gobierno en general, solo debe poner las condiciones y vías necesarias para que el empleo fluya sin trabas y con el mínimo de controles, exceptuando los básicos o elementales. Así pues, perder un empleo en una sociedad dinámica y flexible no es casi nunca una tragedia, puesto que a las pocas horas o días, se encuentra otro, las más veces mejor que el anterior. El elemento diferenciador  en nuestro caso es bicéfalo. Por un lado la Intervención de sindicatos y gobernantes en la protección particular de intereses o votos, y por otro, la falta de solidez y de base de la mayoría de los empleos que se han creado en este país. Absolutamente improductivos centenares de miles, y  absorbedores de presupuesto algunos millones. Si a esto le sumamos que un elevadísimo porcentaje de empresas y empresarios que a su vez contratan a centenares de miles de empleados, dependen para su supervivencia de las inversiones que en ellas hagan los gobiernos o administraciones públicas, tenemos una pavorosa desolación, envuelta en unos terroríficos resultados. Es imposible, que de los impuestos de unos pocos, se quiera sostener esta estructura fiscal, que además de sostener esas cinco administraciones Pantagruélicas, le pueda asegurar a los ciudadanos, seguridad, y bienestar. El Famoso Abismo Fiscal. No hay recaudación para tanto gasto, o la carreta delante de los bueyes. El desempleado pues se encuentra por una parte con que la propia estructura proteccionista inventada por los sindicatos, le impide aceptar empleos de menor remuneración que del que fue despedido, so pena de perder derechos si lo acepta. Y por otra parte, al ser una gran cantidad  los empleos creados para descualificados, o por motivos político electoral en unos casos y para colmar los vasos de vanidad de políticos, cuando se tiene que despedir, por falta de presupuesto, estos, no tienen otra oportunidad inmediata de colocarse. O bien no saben hacer nada, o no hay nada que puedan o quieran hacer acostumbrados a una pequeña rutina acomodaticia o a subvenciones sin cuento propiciadas por los políticos. Son empleos técnicamente irreciclables. Queriendo favorecer a una parte de la población adicta, unos años después, se dan cuenta que en la vida real, no existen esas condiciones, y no se dan esas circunstancias en absoluto. Esto provoca primero rechazo, y después impotencia. En Estados unidos y en casi todo el mundo desarrollado, con índices de paro entre el 4 y el 10%, la inmensa mayoría de los que son cesados en sus trabajos por los motivos que sean, encuentran otra ocupación en las siguientes dos o tres semanas. El paro endémico de larga duración es una característica peculiar de nuestro país, y repito, no es casualidad sobrevenida. Se sueña aquí con ese empleo fijo al que acomodarse, cercano al domicilio y al que nos adaptamos aun a costa de aguantar a veces y de hasta perder la dignidad otras. Pero ese empleo falso, improductivo que ha llevado a nuestra sociedad hacia un socialismo dizque “democrático”, es de muy difícil reciclaje. Muy similar a las economías de las antiguas de la Europa del este, Rusia, China o Cuba. Imagínense donde trabajarían los mineros de las obsoletas minas asturianas.                                                                               No quisiera terminar este alegato, sin mencionar que alguien tendría que parar el disparate de nuestras universidades y escuelas técnicas superiores. Con el dinero de nuestros impuestos decenas de miles de universitarios sin futuro, salen anualmente a exhibir su titulo en un marco. Si nos fijamos en los arquitectos, por hacerles el cuento corto, el que sigan saliendo titulados en esta materia  por centenares cada año, solo sirve para que algunos emigren y accedan a concursos fuera de España. Eso sí, sus carreras nos ha costado ingentes cantidades de nuestros impuestos.

Crear empleos falsos a millones, es lo que tiene, nos lastrara por muchos lustros y tardaremos en asomar la cabeza de nuevo una década o más si empezáramos ahora mismo a corregirlo.                                                         Debemos centrarnos urgentemente en enderezar el rumbo. A Reflexionar.

REVOLUCION SOCIAL SIGLO XXI


REVOLUCION SOCIAL.- L Soriano

Hacer la revolución social en pleno siglo XXI, con gran parte del mundo siendo estratosférico, y otra parte tratando de salir de la miseria y dirigirse a el, es lo que tiene. 

Lo malo de este penoso país que habitamos es que además debemos de hacerla sin falta ni demora, pero lo curioso es que  no es después de hambre y penalidades, no después de dictaduras oprobiosas ni de guerras espantosas como todas lo son. No. Nuestra peculiaridad es que debemos hacer una revolución social, que incluya la comercial, la industrial, la laboral, la sanitaria, la educativa y la judicial, quedándoseme alguna. Y encima en una “democracia”. Si, la entrecomillo, no me gusta esta democracia sin controles, y no voy a aceptar que sea la que debemos tener sin pretender mejorarla al máximo. Y por si fuera poco después de una época de correas de longanizas para los perros y viajes a Cancún, con adosados inteligentes y 4x4 alemanes.                                                               Ni sabremos renunciar a lo que tuvimos, al menos 2 generaciones, ni los gobernantes sabrán gobernar sin subvencionar y sin corromper-se.

Cuando un pájaro se cría en cautiverio, si algún “buenista” desnortado lo libera para sentirse a gusto y superior, comprobara enseguida que en menos de 5 minutos es devorado por el entorno del que nunca se tuvo que defender.

No sabemos vivir sin subvención, sin protección, sin tutela, que pagamos muy cara, pero a la que nos hemos acostumbrado. Odiamos la libertad porque significa competir, luchar, situarse, y prosperar sin muletas. La mayoría de los empresarios son de cartón piedra. Viven de las ubres gubernamentales, y de los “chollos” que consiguen con influencias, canonjías o “estímulos a la creación”. No sabe ni sabrán nunca luchar por sus empresas en un mercado libre y competitivo. Los asalariados, creen que sus privilegios son derechos. Sin darse cuenta que los derechos son solo los que se pueden extender a todos y cada uno de los ciudadanos sin excepción. El resto son privilegios que deberán ganarse a pulso cada día para disfrutarlos.                                                            Los políticos no saben llegar al poder con la verdad sino repartiendo de la Caja y creando clientela adicta por doquier. No saben gobernar sin corromper, ni corromperse, la inmensa mayoría, pero arropados por los que no los denuncian estando en el banco de al lado. Por lo que eso de no generalizar no me sirve.

Seamos sensatos, la mitad de los empleos de este país son falsos, innecesarios, improductivos. Hay que convertirlos en dinámicos, rentables, productivos, innovadores, creativos, aportadores de riqueza y de contribuciones impositivas al éxito y a la buena gestión. Y eso, no estamos dispuestos a soportarlo. Es costosísimo, cansadísimo, pesadísimo eso de trabajar y producir en vez de abrevar o vender nuestro voto al más mentiroso.                            Tendremos que sobreponernos, salir de la molicie y………       A reflexionar.

NUMEROS TOZUDOS


  NUMEROSTozudos                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   L. Soriano

Es una cosa cierta y es verdad, que la Economía no es una ciencia exacta. No es Física, vamos.  De suyo y también de hecho, una de las definiciones cortas  de Economía es “la administración inteligente de los recursos escasos”. No quiero empezar ya con ironías, pero en nuestro llorado País, no se administra, ni mucho menos inteligentemente, ni tenemos demasiados recursos, y los que hay son escasos para una mayoría pero ilimitados para los que los manejan a su albedrío libérrimo. Pero la Economía se basa ante todo en el empirismo. El de la prueba y error. Experiencia, historia, y observación. Que van a saber estos indocumentados que nos gobernaban y  gobiernan, ni les interesa, lo que dure durará y ya saltaran a otro charco cuando se agote este.

La polémica de estos días, se basa sobre todo, si uno quita la paja de lo que nos quieren vender, y con lo que nos quieren distraer, en que se necesita aumentar la recaudación en todos los estamentos “coercitivos” y confiscatorios  de este País. Que son cinco Administraciones las que padecemos con derecho de pernada además de las Sgaes, Cámaras, etc., que son muchas más.                                                                                                                      Sea cual sea el resultado de estas actuaciones, lo que han decidido es que se aumente la recaudación para que sus cuentas de despilfarro, corrupción y amiguismo,  de TODOS, que enmascuyuleo para que no me llamen tendencioso, sigan cuadrando como si los 6 millones de parados, quizás más (incluyo en la cuenta a los autónomos, ellos no), y miles de emigrantes siguieran aportando contribución al sistema. Tampoco debemos de olvidar el otro millón de empresas que ha cerrado, y las que por supervivencia pura, o autodefensa, se han sumergido. Reconoce este Gobierno que es mas de un 25%, calculen el índice de desviación habitual entre lo admitido y la realidad y les saldrá algo espantoso. Es algo horroroso. Unido a esto, el informe de Caritas afirmando  que el 30% de los españoles están en el umbral de la pobreza, indican que nuestro panorama es desolador.

Claro, la subida de impuestos es lo que un imbécil redomado, ignorante brutal, o bobo de baba,  recomendaría  como medida inmediata para seguir en el machito y “botando pasta”. Prácticamente todo el mundo que haya leído alguna vez algo serio de economía y se le haya pegado algo, sabe que hay ciertas actuaciones, que cuando se acometen, la experiencia de años y de otros países, salvando las distancias distintas y distantes lo enseña, producen nefastos resultados, para los ciudadanos y para el futuro. Ciertamente cada vez que se destruye tejido industrial o tejido comercial, e incluso cuando de destruye entradas de visitantes o turistas, la recuperación es casi generacional. Quiero decir con esto que, los Turistas que cuando los hemos pedido no volverán todos, los que se pierden no vuelven en la misma cantidad. Una vez que se destruye actividad, el retorno es incierto. También las nuevas generaciones  cambian de gustos o tendencias y si a esto se une que cada día surgen destinos industriales o comerciales, en suma, competencia, no volverán. Y si pongo énfasis en esto es porque, sabiendo que es lento y difícil es más rápido, siendo lejano, recuperar turismo que tejido industrial o comercial.  Estos dos sectores  los verdaderos motores de la economía, son muchísimo más lentos en rebrotar. Primero porque el sesgo del español joven es tener como objetivo – lo han conseguido, si es merito que se lo reconozcan- ser funcionario, o subvencionado, o buscar algún “chollito”, luego es difícil que se incorporen empresarios al flujo económico, ya que son demonizados y encima las trabas, los inconvenientes y la farragosa normativa impositiva, por otra parte incumplible, desincentiven a la inmensa mayoría de los que deben de crear empleo y contribuyentes por ende.

La subida de impuestos, disminuye el número de contribuyentes, y en la mayoría de los casos, dado que no estamos en competencia perfecta- no existe- ni en un laboratorio acondicionado a tal fin, no solo absorben el aumento del impuesto sino que disminuyen la recaudación al ser menos los que estén dispuestos u obligados al pago. Si La base de contribuyentes fuera inamovible- ya le gustaría al gobierno-, y el tipo impositivo subiera, tendrían razón. Pero cuando se suben los impuestos, las trabas, las tasas, las normas y los controles así como se exacerban las inspecciones y se deniegan los derechos de los contribuyentes en todos sus casos, y cuando hasta conducir se convierte en recaudación, la base de los contribuyentes baja y baja muchísimo. Se quedan en casa, se dan de baja del autónomo, cierran las empresas, se desorbita el paro, se van los inversores, se deja de consumir, se deja de gastar, se evitan las transacciones, al menos las afloradas, se incrementa el fraude-supervivencia- y se revienta por una generación la posible recuperación. Y como corolario, si la base baja, la subida del tipo no solo se anula sino que se corre el peligro muy probable de que encima baje. Eso es lo que está ocurriendo. Muchos gastando, muchos corrupteleando, y los ciudadanos escondiéndose de la recaudación salvaje, y por ello cayendo ésta en picado. En corrupción total, hasta la democracia peligra, ojo al dato.

Los números son tozudos, inventar tonterías puede servir para las bases voluntariosas de algunos partidos, pero no tornara lo negro en blanco. Hay que pintar.                                                                                            A reflexionar

 

PETARDOS


   
 
 
 
 


 
 
10:03:50 GMT
  Los petardos Por Lorenzo Soriano
La más rabiosa actualidad, de la crónica negra, nos hace invitar a ciudadanos y Autoridades a una reflexión, ajada por manoseada y en boca de todos.
Es siempre imprescindible, como si de un axioma físico inmutable se tratara, el que hagan falta, tragedias como las recientemente ocurridas, con riesgo de la perdida de vidas y de miembros de adolescentes, para que se les restriegue, a quienes tienen la potestad de impedirlo, que apliquen la normativa y castiguen su incumplimiento.
Las Tragedias, además, con el avance de las comunicaciones, no deberían aleccionarnos en costillas propias, podríamos aprender de las ajenas. Que hacen las autoridades para impedir el uso de los petardos?. Nada. Un ridículo cartelito que se prohíbe a menores de....el uso de ellos, y tan frescos que se quedan.
Navidades, Carnavales y cualquier otro evento / excusa, hacen de la calle un hervidero de ruidos desagradables y bromas de malísimo gusto para niños, personas mayores o impedidas, pero también para ciudadanos normales y enteros. La gracia del petardo no se encuentra por ningún sitio.
Los golfos y quienes les amparan, en nombre de no sé que derechos que solo ellos tienen a reventar la convivencia pacifica, arrojando desde coches a gran velocidad o desde azoteas y balcones, a pacíficos ciudadanos esos terroríficos petardos, estarán contentos con la sangre derramada.
No vamos a esperar que reflexionen, cientos de dedos amputados, de ojos cegados y oídos sordos, no lo han conseguido.
Pero si debemos de conseguir que se tomen medida preventivas de carácter urgente y de contundencia tal, que los desanime y que no permita que Nunca, suceda un hecho como los acaecidos por falta de previsión a nuestros ciudadanos ni a ningún otro colectivo.
Esperamos la rápida respuesta de nuestras autoridades. A reflexionar