Friends

                                         Seguir a ReflexionesLS en Twitter                                         Youtube_logo_35Separador

OSADOS


OSADIAS                                                                                             L. Soriano
El osado Gobierno de Canarias, que aspira a su continuidad, cambiando de lugar a los mismos y predicando la “novedad”??, en un pasmoso acto de reinventarse para no cambiarse, ha llegado al límite del atrevimiento, ha colmado el repleto vaso de la hartura ciudadana no afecta al “régimen” implantado  a sangre y fuego económico, mediático y confiscador. También mata, pero más lento y entretanto, miseria y compañía para los desafectos. En estos días y en primera plana de los medios, prácticamente  todos, ha aparecido una noticia sangrante y flagelante. Que los canarios defraudamos mucho a las arcas públicas y que si ellos cogieran ese dinero “todos estaríamos mejor atendidos”. ¿TODOS?   Decía Adriano en sus celebérrimas memorias que una Ley que se incumple reiteradamente… es mala por naturaleza. Y, - añadía- , hace que otras Leyes más acertadas se incumplan también  a su vez. Nadie, salvo algún irredento porcentual, quiere estar sumergido, sin derechos, sin pagar la SS o que se la paguen, nadie. Nadie quiere tener empleados ilegales, desprotegidos o arriesgarse a que se les lesionen, o denuncien o cualquier eventualidad. Delincuentes y asesinos aparte, esto es como el maestro de escuela que suspende a todos sus alumnos, la culpa no es de los alumnos, y de esto supongo y solo supongo, sabrán nuestros gobernantes, mucho. 
¿Saca alguna conclusión algún “espabilao” del Gobierno? Pues le voy a ayudar. Si no se pagan los impuestos y cuotas, es porque han hecho una economía imposible de funcionar. Los módulos no se ajustan a los ingresos, los impuestos, todos, directos e indirectos son asfixiantes, los tramites y papeleos, sovieticos, las cuotas a esa seguridad social que anuncia devolver  nada, absolutamente imposibles de pagar, las cuotas de autónomos totalmente fuera de lugar e inasumibles, rodajes, Ibis, combustibles, energía, comunicaciones y un largo etc. de licencias, permisos, cuotas, normativas incumplibles ni en Suecia. Y aun tienen la osadía de decir que nos van a dar una vuelta de torno porque somos malos y no pagamos aunque tengamos que quitárselo de la boca a nuestros hijos. Ustedes verán. Yo ya les he avisado.       A reflexionar.
http://www.eldia.es/2011-04-28/economia/2-empleo-irregular-mueve-cada-ano-millones-Islas-Gestha.htm

LECCIONES

                    PLANES PARA DESPUES DE UNA CRISIS (Algo habremos aprendido entonces, espero).                        L. Soriano
Habremos aprendido, que no se puede votar con la salva parte que tan bien describía Wilde y que nuestro voto es valioso, no tanto en sí sino por lo que puede ocurrir si nos equivocamos y elegimos al peor dotado.
Habremos aprendido que la demagogia barata y despistante no es posibilismo, buenismo y talante. Es simplemente falsedad y mentira.
Habremos aprendido que subvencionar a la sociedad no crea riqueza distribuible y elimina a los contribuyentes que pagan esas enormes facturas.
Habremos aprendido que ciertas actuaciones y discursos políticos ahuyentan a los inversores patrios y foráneos, que un país como el nuestro, sin energía, materias primas  ni industria especializada  necesita para su desarrollo.
Habremos aprendido que los funcionarios no son los ideales para acaparar la política y manejar los presupuestos, ocupar todos los resortes del poder y administrarnos con rigor. Y su crecimiento desmedido, siempre este por amiguismo político, crea masas de improductivos, que hay que mantener, que a su vez dejan de ser contribuyentes.
Habremos aprendido que las Leyes electorales internas no pueden discriminar los votos de calidad o cantidad. Un hombre un voto es  o debe de ser el objetivo.
Habremos aprendido que una lengua común, y un territorio común, con sus peculiaridades es facilitador de intercambio, de empleo, de prosperidad y bienestar. La exclusión es negativa.
Habremos aprendido que no se puede ( We can not), mantener a cuatro administraciones (Más la Europea), además de cientos de empresas  “públicas” conectadas a las ubres del presupuesto, y “amigos” del poder inmunes a crisis e impunes  a las Leyes vigentes.
Habremos aprendido que si la Justicia no es verdaderamente independiente, y que si la división de poderes no funciona, la democracia cojea hasta reptar y al final colapsa.
Habremos aprendido que los medios son libres de decir lo que quieran, salvo insultos personales, pero que su credibilidad tienen que ganársela,  no cuando  apoyen al poder a cambio de prebendas.
Habremos aprendido que los más capaces, los más preparados, los más dispuestos a trabajar y a sacrificarse, en tareas ingratas o penosas,  son los que más derecho tienen a recompensas elevadas, y que igualar a los que pudiendo no se esfuerzan con los que si lo hacen, es el fin del modelo en que estamos inmersos. Y tendremos entonces que elegir.
Habremos aprendido que los derechos sociales que no se puedan extender a la totalidad de los ciudadanos, sino que sean disfrutados por unos pocos, son injustos e insolidarios.
Habremos aprendido que juntándonos con la escoria, nos tratarán como escoria, y nos evitarán como socios, amigos o compañeros.
Habremos aprendido en que no podemos nadar por encima del agua y que no podemos morder más de lo que podamos tragar.
Habremos aprendido que la corrupción es una lacra de la humanidad poco rentable para los que la sufren y la pagan, y que en términos de dinero público las penas debería doblarse para los  que la practican y viven en su molicie del ocio impune.
Habremos aprendido que a los radicales hay que tratarlos con penas especiales, a los que provocan dramas, y con especialísimas a los que provocan tragedias, o sea sangre. No pudiéndoseles aplicar la misma medida que a un padre de familia que comete un error.
Habremos aprendido que las víctimas son especies a proteger y que los verdugos son especies a extinguir, por mucho que los garantistas griten necedades.
Habremos aprendido que los 18 años no es un límite aceptable para ser “menor”, a estas alturas de la sociedad tecnológica. 
Habremos aprendido que las fuerzas del orden no son represivas y que requieren un principio de autoridad, extensible a los educadores, con una escrupulosa selección y formación pero con un poder represivo positivo contundente. Parar  a los delincuentes no es hacerle el juego a ningún adversario político.
Habremos aprendido que recaudar sin planes adecuados y sin control del gasto, confiscando más que otra cosa,  paraliza las transacciones, destruye tejidos industriales, comerciales y turísticos, desproveyéndonos de las vías para conseguir un trabajo y un sustento.
Habremos aprendido que las Leyes laborales que crean pánico a contratar, son malas por naturaleza y que las leyes fiscales de grandes empresas no deben ser similares a las aplicables a pequeños empresarios o autónomos.
Habremos aprendido que la Bandera española es símbolo de una Nación, orgullosa de serlo, con sus cientos de defectos y millones de virtudes, no un símbolo de nadie  y si de todos y que no  connota nada aborrecible.
Habremos aprendido  en suma que debemos de intentar ser felices, ayudar a los que no pueden valerse y tratar de ser solidarios con los desheredados del mundo, pero que la caridad o la justicia, bien entendida, empieza por uno mismo y en casa propia.
Espero que lo hayamos aprendido, esto y mucho más
A reflexionar

IMPUNES E INMUNES

IMPUNIDAD
L. Soriano


La Clase política en general, esta llena de buenos intencionados. Generalmente se llega a la política cuando se esta dotado de cierto carisma, de cierto encanto personal, de cierto afán por servir y de ayudar, ganas de salir en los medios, de cierta facilidad de palabra y de cierto aguante ante las criticas, inevitables de los desplazados por el que llega, sean o no de su propia cuerda.
Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones, todo esto se desmorona al contacto con el poder. Pero sobre todo hay caída libre cuando se trata de aferrarse al poder, y para no perderlo, se hacen y se cometen las peores atrocidades y despropósitos.
De todas maneras, lo peor, lo peor de todo son los funcionarios, públicos o de partido, que encaramados al poder por los cargos que ostentan, aterrizan en política por el huevo, no por el fuero. Son como los que a base de controlar empresas o a empresarios desde cualquier instancia, se meten a ser ellos mismos patrones de empresa. La inmensa mayoría fracasa con millonarias pérdidas. No es lo mismo tirar de lo público o colectivo que de lo de uno mismo, ser empresario es otro cantar y ser político, de los que describía al principio también. Además estos funcionarios arribados a las procelosas costas de la política, no tienen el encanto ni la gracia, ni la labia, ni la intuición, ni la perspicacia, ni el don de gentes de los políticos genuinos.
Por otra parte, algunos, muchos, se van envolviendo en un blindaje de irresponsabilidad de actos, ya que hacen lo que les parece, sin respeto a los electores ni respeto a los ciudadanos ni respeto a las leyes ni a las normativas, ni al espíritu  con que fueron concebidas las reglas. Es el imperio de la impunidad.
La impunidad, es decir, el sin castigo, es un estado, en el que algunos altos funcionarios, políticos nacionales y locales, adláteres sustitutos y empresarios arribistas,  viven, medran y chapotean.
Es un estado en donde se confunde lo publico con lo privado, al crítico con el enemigo, propio y de lo que señale el impune, donde los derechos de los ciudadanos administrados, y el objetivo de las leyes, normas y reglamentos se trastoca, y prima el oscurantismo, el derroche y el aislamiento de la sociedad que lo elige a él o a quien lo nombra, designa o impone.
Cuando les cogen en un renuncio, y alguien se atreve a señalarlos, amenazan, y ponen todo el “aparatichk” de su poder, para expulsar al discrepante de todo contacto vital, hasta con el exterminio personal, social o periodístico.
El coro de palmeros, jaleadores, parásitos del impune y medios conchabados afines enseguida se movilizan para impedir que se le vea la incasta espalda al impune, y se le enfríe la salva parte por el aire fresco.
Además, el impune se queja, ¿cómo se me hace esto a mí?- lloriquea- mientras envía mandobles de hoja  acerada. Él cree desde lo más profundo de su ciénaga, que ha hecho mucho por no sé quien, y que se le debe algo más de lo que estipula su contrato o asignación.
Sus compañeros, en vez de arroparlos  en actos de corporativismo repugnante, deberían despeñarlos de sus pulpitos o estrados y desposeerlos de sus púrpuras y capacidad de mando y daño. No se debería de apoyar a los cadáveres impunes en sus últimos coletazos. No se debe de engañar ni poco tiempo, ni a poca gente.
La clase política, al principio descrita, debe defenderse de estos profanadores. El que la haga, cuando se descubra, que la pague.
A reflexionar


MIENTEME .. Por favor

MIENTEME                                                                                                                                                    L.Soriano                                                                                                                                                         La teoría de que se puede mentir a muchos poco tiempo y a pocos mucho tiempo, es inexacta, ya que se puede mentir a muchos mucho tiempo. Solo es necesario que a los que se mienta, estén esperando esa mentira con ansiedad y con anhelo. Una vez recibida la deseada mentira, como si de gasolina se tratase, podrán acudir al socorrido “tu también y yo tampoco”, y se podrá poner en duda los análisis “pesimistas” (realistas bien informados), se podrá ver la botella llena y se intuirán no brotes,  arboles verdes por doquier.
Así pues, ya sabemos que dentro de seis meses, a mitad del proximo año, ya se empezara a reactivar todo, y el empleo crecerá y los bancos darán créditos a espuertas, y se venderán coches, y se crearan miles de empresas y se recaudara muchísimo y se afiliaran cerros de personas y los jóvenes encontraran todos trabajo y en “na”, pleno empleo de dos o más empleos per cápita. Eso nos ha vuelto a arrojar nuestro Presidente, faltón que es.
Hay un dicho, “el dinero y el idiota inevitablemente se separan”. Si cambian el dinero por la prosperidad o el bienestar, nos dará la clave de lo que ocurre. No saben crear, solo saben gastar. Repartir hasta límites graves que dejan a las generaciones posteriores debiendo hasta el agua del canario, endeudándonos por generaciones. Todo por ganar las elecciones. Y cuando ya no hay nada mas a repartir, ceden soberanía para que, como estamos ahora, esto no tenga retorno. Como los Marañones de Lope de Aguirre.
“Hazme daño, miénteme, vivan las cadenas, la mate porque era mía”. Eso es este país, donde dos más dos nunca son cuatro, mas africanos que europeos, mas latinos que teutones.                                                      No copiamos virtudes sino defectos. No sabemos, no queremos, no podemos esforzarnos, por eso dice Vaugham, nos gastamos el triple en no aprender ingles u otra lengua.Tenemos que crear escuelas de desaprender, como dice Facundo Cabral, y que nos saquen todas las estupideces con que nos han intoxicado, que hemos aprendido, nos han inoculado, o que hemos dado por ley. Quedaría mucho hueco para llenarlo con sensatez, posibilismo, educación, conocimientos, esfuerzo, tenacidad y actitud ante el trabajo, ante la vida y ante nuestros conciudadanos.                                                                                                                  Esos que nos mienten, nos dan lo que nos gusta, nos dicen lo que queremos oír. Sabemos que es mentira, pero suena bonito y si pensamos en positivo, saldremos adelante para seguir manteniendo parásitos y embaucadores. ¿Verdad que gusta el mensaje? Pues nada a entregarles las últimas gotas de nuestra sangre y vitalidad para que la derrochen mientras se carcajean de nuestro borreguismo e imbecilidad. No tenemos remedio. Miéntannos por favor. 
 A reflexionar.

DESPEÑADOS.

ABISMO                                                                         L. Soriano.
                         
Al parecer  ya estamos todos de acuerdo en que la parte de nuestros problemas actuales, reside en la imposibilidad manifiesta del Modelo o Sistema que se nos ha impuesto, económico, fiscal, administrativo, sanitario y educativo,que  no tiene la mas mínima posibilidad de funcionar ni  de sostenerse. Olvídense.
Si esto es así, y así es, resulta que las alegrías de colocar nuestra deuda se tornaran quebrantos cuando tengamos que pagar los monstruosos intereses, sin mencionar que devolver el capital, es algo ilusorio tendente a la deuda perpetua.
Si a esto le sumamos que andamos ciertos de que a los cotizantes de la SS, sin disminuirles las cuotas sino al contrario, se les pretende pedir que acepten de grado menores prestaciones, copagos y interminables listas de espera y merma de atenciones y servicios, el cuadro esta completado.                                                                          No nos compensa pagar la seguridad social. Nos compensa  mas vivir del Estado. Si a esto le unimos la esperpéntica duda de que a todos estos de incapacidades falsas, despidos falsos y pensiones falsas y falsificadas, no les van a hacer devolver el dinero y a renunciar a pensiones, el balance es horroroso.
¿Que ocurre cuando los autónomos dejan de pagarlo por imposibilidad manifiesta de hacerlo, y además porque nadie le va a garantizar que lo que pague se computara para una digna prestación y pensión en función de la cotización?
Pues ocurre que gran parte del  sector autónomo se sumergirá o abandonara y se pasara al socorrido “cáncamo”, para ir tirando y poder comprar comida. Esta insumisión en regla, pero legitima, ya que el destino del dinero que se recauda va a paliar muchísimas veces, las más, frugalidades y gastos corrientes, es lo que hará que dejemos de pagar los autónomos y los empresarios  unas cuotas mensuales que igual daba que tirarla a la basura.  Esto hará que cuando se supere el listón del 40% que no contribuyan al momio de la SS, el Estado quebrara sin remedio, y ni gasolinas por las nubes, ni Ivas Suecos, todos impagables, nos podrán salvar.
Al final ya podan embargar lo que quieran, dejaremos de pagar la obligatoria y confiscatoria SS y ya ampliaran almacenes para los cachivaches que recolecten o ampliaran las cárceles para que salgan los asesinos y entremos los que no les mantenemos.
A reflexionar.


NON POSSUMUSS

Archivo:Escudo del papa Luna.JPGNON POSSUMUS.-

Pedro de Luna, aragonés, conocido en la historia universal como el Papa Benedicto XIII, y popularmente como el Papa Luna, murió, comiendo su ración diaria de galletas de miel y canela, en su bastión templario de Peñiscola, pronunciando el latinajo del titulo, que significa, “no podemos”. Se refería a él mismo, que no podía renunciar al papado por haber sido elegido de acuerdo a la Ley canónica más estricta.

No podremos tampoco nosotros y ahora me refiero a los españoles y a España, resistir tanto embate, desde tantos frentes y de tan sin razón, solo y únicamente, para que unos cuantos sigan mandando y otros pocos sigan gobernando.

Nuestra economía cruje y hace aguas por el enorme déficit exterior, por nuestro descenso del PIB y RPC, aunque a los de INE le hayan encargado un maquillaje que dure unos meses, debido sobre todo al aumento de población tan descomunal.
Muchos de los emigrantes, que se suponía iban a estabilizar y a hacer factible nuestras futuras prestaciones sociales y pensiones, están cobrando el paro, varias decenas de miles. Y seguimos aumentando coberturas y aumentando a beneficiarios, contributivos o no.
Nuestra economía, se hunde por el lado de la poquísima productividad que ofrecemos, lo que unido a los excepcionalmente elevados costos salariales, días festivos y derechos laborales inauditos que disfrutan la mayoría de los trabajadores por cuenta ajena, hacen que este año, y el anterior, las inversiones en España, hayan descendido casi a la mitad, siendo de estas, muy pocas las que generan estable empleo a medio plazo.

Nuestra economía, con un Euro tan alto, es además cada vez menos competitiva y la deslocalizacion en las Grandes, no cesa.
Además, como consecuencia de nuestra N E F A S T A política exterior y de alianzas, gestos y declaraciones e informaciones, nos alejamos del mundo que “funciona y avanza”, para incorporarnos a los trogloditas, y demagogos que son incapaces de cerrar ya de una vez, las puertas de la funesta historia del socialismo alienante y retrogrado, capaz de aliarse con elementos medievales con tal de saciar la sed de odio que los invade.

Somos también ahora un país con graves conflictos internos, debidos en gran parte a que un grupo empresarial quiere dominar todo el ámbito político y apoya locuras, con su potencia mediática ilimitada, adquirida gracias a los gobiernos precedentes, que desembocaran en separatismos, desigualdades, enfrentamientos entre comunidades, al darles a los nacionalistas una presencia abrumadora, cuando no era reclamado por la ciudadanía, como otras muchas leyes de camuflaje de otros problemas mayores.

Estamos además gobernados por el peor equipo que Jamás haya tenido ningún Gobierno en España, y cuando digo jamás, jamás digo. Demagogos, prepotente, sin norte y experimentando como si jugaran a las casitas, sin responsabilidad y con cobertura total, Justificándose unos a otros de una manera que hace sonrojar al mas cara cemento existente.

El terrorismo, ha visto que lo que le conviene es este gobierno, al que maneja a su antojo y tuviera o no participación en su llegada al poder, el caso es que vamos a soportar nuevas jornadas de bochorno, de vejaciones y de rendición a sus exigencias, porque estos “listos”, creen que valen mucho mas de lo que realmente valen y los van a reeducar a apretar tornillos en Mondragón.
Non Possumus, de verdad, con todo esto, ni con la mitad que fuera.
A reflexionar.
L. Soriano.

MANUAL BASICO PARA LA CONSECUSION DE EMPLEO

MANUAL BASICO PARA LA CONSECUCION DE EMPLEO


Introducción.
No quisiera ser mal interpretado con este pequeño manual, no estamos aquí hablando de empresarios ni de sindicatos, ni de lucha de clases.
 Estamos hablando de conseguir trabajo en la sociedad actual, en la que nos ha tocado vivir y con las circunstancias actuales, las legislaciones actuales e inmersos en el sistema  económico actual.
 Elucubrar, discernir, argumentar otras situaciones no son el objetivo de este, seguramente útil manual, para ayudar a que quien no esta empleado pueda mejor llegar a emplearse.

Si queremos abandonar las colas del paro, si queremos obtener ese empleo que deseamos o necesitamos, si de verdad estamos dispuestos a dejar de ser una rémora, voluntariamente o no, para esta sociedad, si queremos mejorar, progresar, o simplemente conseguir nuestros objetivos, legítimos, pero sean cuales sean, deberemos, entre otras cosas, observar las informaciones que en estos capítulos se ofrecen. Créanme, les ayudará mucho.

Cap.1


Para comenzar, un principio. Lo que a continuación se expone, no son consejos, son informaciones, fruto de una dilatada experiencia tanto en contratación como en despido.
Sin embargo, de una detallada observación  y atención se nos señala que es imprescindible no perder de vista una máxima inalterable, “el trabajo es para los trabajadores”, si no es o no se siente un trabajador, a cualquier nivel de ocupación, no solicite trabajo. No se lo quite a otro que de verdad quiera trabajar.
No desanime a otro empresario, que se volverá más desconfiado en el futuro, lo cual redundara en perjudicar a otros trabajadores.
 Los peores enemigos de los desempleados, al nivel actual de las leyes laborales vigentes, casi siempre fueron los empleados, y de estos los que no son trabajadores. Estos “no trabajadores”, solo están donde están para que alguien les pague por lo que no hacen, por un trasnochado sentido de merecer lo que no se han ganado, de tener un derecho, que a los otros les niegan. De que le mantengan porque es una obligación de los demás. Como la Cigarra y la Hormiga, para entendernos.

En una sociedad civilizada y democrática, donde la explotación es un delito, y donde los derechos adquiridos por los trabajadores son una indiscutible victoria de esta sociedad, el trabajador debe de producir y  trabajar con cariño y lealtad. Procurar hacer de su trabajo una pequeña o gran obra de arte a cualquier nivel y, rendir lo necesario para aportar su cuota parte a la supervivencia y desarrollo de su empresa, de su comunidad y de su entorno.
Lo demás es pillería, insensibilidad, indignidad y cara dura en el mejor de los casos. En esta situación lo propio, es establecerse uno por su cuenta y procurar mantenerse si perjudicar a los demás, ni poner en peligro los empleos de nuestros compañeros con nuestra actitud.
Ante todo debemos de mantener unas máximas en mente, a la hora de intentar ofrecer nuestros servicios, sean los que sean, buscando una remuneración.


A saber:

-Estamos desechando la noción de ser autónomos o empleadores.

-Estamos solicitando un salario y unas prestaciones sociales anexas, que alguien tiene que desembolsar. En absoluto  cae del cielo ni regalan lo que recibimos en contrapartida a nuestro supuesto trabajo.

-Es lógico o normal que se nos exija un rendimiento, una productividad. A la larga, esto hará que se establezca la permanencia de la empresa y también de nuestro empleo.

-Debemos pues, aceptar, que el empleador que nos emplea, y que contrae las obligaciones sociales y salariales con nosotros, tiene algún derecho, legitimo y dentro de la dignidad y de las leyes laborales avanzadas del marco europeo de empleo. Derecho, repito, a que produzcamos, desarrollemos una labor, o colaboremos en el incremento de su riqueza o simplemente en el mantenimiento y consolidación de su empresa.

-Debemos tener en cuenta nuestra dignidad, y mantenerla a toda costa. Con la tan traída y llevada frase actual,” tolerancia cero”. Pues eso, tolerancia cero a empleadores indignos y que proyectan o solicitan indignidad, ofrecen malos tratos, malos modos, o simplemente, falta elevada de educación. Nada de aceptar ni  tragar. Ni un pasó atrás en esto, ni para tomar impulso.
Pero luego de todo esto, y aceptado el acuerdo, reflejado en un contrato con las protecciones y garantías vigentes, sí tenemos y debemos de empujar el carro hacia la dirección solicitada y no ser freno ni ancla para la consecución de los objetivos legítimos empresariales.

-No sea tangencial a su trabajo ni a su empresa, como la tangente que roza a la circunferencia por un solo y pequeño contacto lateral. Sea diametral, de lado a lado, involúcrese y arrime el hombro, también es suya una cuota parte, la que corresponde a su sueldo y a sus derechos. El garantizarlo también le compete e incumbe.

-Olvídese de la ley del mínimo esfuerzo, tarde o temprano le pasara factura, y en todo caso, estará siempre en un tris de que se le despida y eso si que provoca stress.

-Acuérdese de la máxima “Bien trabaja el que no quiere trabajar”.
Siempre es mejor cumplir con las obligaciones de una manera que nos satisfaga humanamente, que hacer encajes de bolillos complicados para no trabajar, el esfuerzo es inmensamente mayor.

-Ni todos los trabajadores son unos angelitos, ni todos los empresarios son unos indeseables, unos y otros tienen legítimos intereses que defender, no siempre o casi nunca están enfrentados como nos han querido meter a presión por intereses bastardos políticos. A veces, los empresarios son dignos de compasión por lo que tienen que padecer para mantener vivas sus empresas. Otras veces, sí, son malos empresarios. Las Leyes actuales, normalmente ponen en la mayoría de los casos las cosas en su sitio.
A veces, las más, los empresarios y los trabajadores, son gente de buen rollo, que lo que quieren es trabajar y ganar dinero legítimamente, desarrollando una idea o una actividad en la que se necesitan mutuamente.

-El trabajo no es una maldición bíblica. Esto, aunque muy arraigado en el pensamiento Cristiano-Burgués, y trasmitido durante siglos hace que creamos subconscientemente que trabajar es malo. Era cosa de Luteranos y Calvinistas, pensar que el trabajo dignifica. Solo quien se deshace de ese prejuicio y lo arranca de su trayectoria, consigue enlazar todas las acciones que devienen en un éxito laboral.



Capitulo 2.- La Aptitud y la Actitud.

La preparación es fundamental para  afrontar este mundo competitivo y a veces feroz en el que vivimos.
 Es nuestro deber aprovechar las ayudas que recibimos prácticamente desde que nacemos, para prepararnos lo más posible, para destacar, conocer alguna materia, profesión o trabajo.
Sean títulos Universitarios o de Formación Profesional, idiomas, contabilidad o  secretariado, tenemos un deber moral ante la sociedad de prepararnos para poder sostener en el futuro el bienestar de nuestros mayores e impedidos.
 Es desde cierto punto de vista inmoral quien pudiendo, no estudia y se prepara. Nótese que escribo pudiendo, ya que si no se puede, no se puede y punto. Sin embargo hay quien se prepara la vida como un camino de excusas, y el que no puede no es el que no quiere. Es lastimoso, que haya millares de personas aun, que no puedan desarrollar su capacidad por no poder seguir preparándose. Mientras, hay muchos otros que pudiendo no se preparan y pierden lastimosamente su tiempo y el dinero de su familia y de la comunidad. Las lamentaciones posteriores son  matemáticas. Cuando la vida se muestra tal y como es, cuando la juventud se va y la realidad nos aterriza, la falta de preparación nos sitúa en nuestro lugar de golpe.
 Tanto si tienen éxito en la vida como si no, si heredan como si no, la falta de preparación les perseguirá siempre. Y así como el que no ha podido es excusado y comprendido, el que no ha querido generalmente es despreciado y ridiculizado, al moverse normalmente en círculos donde el dinero no lo es todo.
Debemos tener en cuenta la frase “solo tiene dinero”, con la que se anula demoledoramente a quien solo puede presumir de tener riqueza. En las sociedades democráticas modernas, siempre alguien con educación y preparación, podrá acceder a cualquier nivel que se proponga, tenga o no tenga fortuna. Sin embargo quien alcanza el dinero, luego añora el no haberse preparado y se acompleja de su falta de formación. Casi siempre “en la cultura esta el poder”, como la información.

Bien,  esto es la aptitud, a distinción de la innata que se nos otorga al nacer, la adquirida se obtiene con el aprendizaje y conocimientos.
 Cuantos mas tengamos, mejor nos ira, en teoría, y en la practica también con toda seguridad.
El ser apto, dar la calificación correcta o superior, es algo muy importante, sobre todo en especialidades concretas, cirujanos, arquitectos, fresadores o torneros. Así pues la aptitud, en parte,  se consigue con el esfuerzo. Se aúna la dotación natural, con el aprendizaje infantil en el hogar y se perfecciona con los estudios y practicas en las escuelas, colegios y Universidades.
Sin embargo, la aptitud sola, no sirve para casi nada. Salvo en contadísimas excepciones tipo Mozart, las aptitudes no valen nada sin las Actitudes correctas y positivas.
Solo una actitud positiva, de empujar en una sola dirección, de hacer, crear y colaborar en equipo, hacen de un profesional en lo que sea, alguien de verdad competente y creativo.
La actitud, positiva en este caso, se refleja en la capacidad de colaborar, de dialogar, de convencer, de explicar, de apoyar, de aceptar, de asimilar, de responsabilizarse, en la realización de un trabajo.
Créanme, solo una gran actitud positiva hará que el trabajo sea agradable y se desarrolle favorable y eficazmente.
Aunque no le sea reconocido, la satisfacción personal de las cosas bien hechas y del deber cumplido, será un buen premio para la autoestima y la felicidad.
Finalmente, sea de los que van a trabajar, trabajan, se involucran y si se lo remuneran suficientemente, de los que se desviven por su trabajo.



CAPITULO 3

CURRICULUM VITAE


Como antesala a la entrevista personal, el historial  académico y profesional, es un instrumento que se ha generalizado  en cualquier tipo de empleos.
Es una pequeña obra de arte que hay que saber presentar muy bien, dice quienes somos, es el corto o largo historial de nuestra vida. Debemos adornarlo, pero sin excesos, no debemos omitir ningún aspecto interesante y atractivo, ordenarlo cronológicamente, y, sobre todo, seguir unas pautas que ayudaran a la misión para la que esta destinado.

-No tenga un único C.V. Dependiendo del trabajo que solicite, prepare uno adecuado al mismo.

-Cuide la foto, presente un aspecto acorde a lo que se supone que el trabajo que solicita requiere.

-Procure especificar las características de su personalidad, preparación y experiencia, que destaquen en cuanto al empleo que solicite, obviando u omitiendo otras que se alejan mucho del perfil solicitado.

-Salvo necesidad perentoria, no acuda a ofertas o no especifique en su petición, circunstancias muy alejadas del perfil que exige el puesto.
Vg. Si es abogado, no debe de acudir a empleos de electricista o barrendero. El empleador o el receptor del CV, se puede sentir algo agredido. Es consciente de que seria un efímero trabajo, ya que seguramente, se marcharía nada mas encontrara algo mas adecuado a su perfil y el entrenamiento se perdería.

-No exagere cargos, ni los califique ostentosamente si no lo son. Vg., si en un empleo ha sido desde limpiador a Director General, solo puede ser una caseta de tiro de Feria.

-No de la impresión de “culillo de mal asiento”. Omita los trabajos de menos de 3 ò 6 meses de duración. Parecerá, si Vd., con 30 años ha trabajado en 20 lugares, que es una persona con dificultad para adaptarse. No por más llenar es mejor, no lo olvide.

-Cuide la letra y la limpieza del CV, así como el formato, la ortografía y la disposición ordenada de lo que expone. No use palabras que no se sostengan como suyas, que no sepa colocar  en su sitio, o no sepa realmente bien su significado.

-Procure enviarlo antes de la entrevista personal para que si la llaman sea porque se podría ajustar a las necesidades del solicitante.

-Entienda que el CV, lo mismo puede ser un instrumento que le ayude que no. Se desechan muchas entrevistas porque el CV no es lo suficiente atractivo como para pasar al montón de los citados a la entrevista. Sea de los que pasan a la entrevista esmerándose en la confección del CV.

-Empiece con datos personales, edad, en su caso dirección, teléfono de contacto, estado civil y si tiene descendencia. Continúe desde el inicio con sus estudios básicos y vaya ascendiendo hasta los más recientes. A continuación enumere sus trabajos (los mas importantes), y de las aptitudes que crea son favorables al puesto al que aspira.

-Trate de ajustarse al perfil del candidato que se solicita.

-No mienta nunca, la comprobación vendrá tarde o temprano y solo será una perdida de tiempo y un descrédito.

-Distinga si solicita un empleo temporal, mientras estudia o veranea, de un empleo vital para el acceso en serio al mercado laboral.
Vg. Se pueden vender perritos calientes en los estadios mientras se prepara uno, pero de ahí a hacer de eso un trabajo para larga temporada porque se saca dinero es confundirse.

-De una impresión positiva y de fuerza a quien lea su CV.



CAPITULO 4

                        

LA ENTREVISTA PERSONAL


Es la piedra angular de la consecución del empleo. Debe de prepararse concienzudamente para este evento. No menosprecie el trabajo ni la entrevista, por supuesto tampoco al entrevistador. Prepárese, prepárela, estúdiese, estúdiela.
No acepte, a no ser absolutamente necesario, la entrevista ahora mismo. Dese al menos 24 horas para analizar y poner su cerebro en orden.
Vaya limpio y aseado. No trate de esconder su estilo, pero no vaya desaliñado ni con mal aspecto. ¿Subiría en su coche a un desconocido desaliñado, sucio y tambaleándose? Pues salvando las distancias, distintas y distantes, póngase en el lugar de quien quiere entrar en su empresa  a alguien, vera como me entiende.
Si es varón procure ser amable, correcto, educado y agradable.
 No se adelante ni se pase de listo, ni si es una fémina quien le entrevista, se pase de seductor o insinuante. Va a buscar trabajo y ese es su solo objetivo. Ojo con la corrección del vestir. Nada afectada, pero acorde con el empleo que solicita. No es lo mismo optar a un Banco que a un puesto de jardinero.
Dé la mano con firmeza, sin estruje. Mire a los ojos lo más que pueda, sin desafío.

No, no es el más listo. Y si lo es, o se lo cree, no avasalle. Es contraproducente, de verdad.

Si es Mujer, cuidado. Todavía hay mucho machista suelto. Pero de todas las maneras, lo principal es como se presenta. Cuide su vestimenta.
A no ser que solicite un puesto de bailarina exótica, no vaya exagerada, ni enseñando demasiado, ni en actitud que pueda, de alguna manera ser tachada de provocativa. Va a solicitar trabajo, no a reafirmar su personalidad.
 No vaya exageradamente pintada ni maquillada.
No dé lugar a equívocos. Tiempo habrá para tomar confianza. No use perfumes demasiado olorosos, ni tacones exagerados, procure no fumar ni entrar en temas que se desvíen mucho de la conversación originaria acerca de su empleo. No va a buscar novio, ni son las 3 de la mañana en un bar de moda. Esta en una entidad u oficina solicitando empleo.
Den  la impresión de vitalistas, posibilistas, de que no les asusta el trabajo, de que no les asusta el horario y, sobre todo, lo más difícil. Que no lo que mas les importa en principio sea el asunto del sueldo. No debe de ser su primera pregunta. Si no les conviene el horario o el sueldo, rechacen el trabajo, pero den la impresión de que lo que van a cobrar o solicitan , será ganado de sobra, será trabajado de sobra, que no esperan venir a veranear sino a trabajar duro.
Arriortua el famoso empresario Vasco, decía que para trabajar y rendir las 8 horas diarias de contrato, se debe de pasar al menos 9 o 9,30 horas en el puesto. Imagínese.
No todos los empresarios son tontos, pocos lo son, si ven que tienen delante a un buen trabajador, no lo van a desperdiciar. Convénzalo de que Vd., es lo que necesita.
De todo lo que le va a ayudar, que le va a demostrar todo lo que puede hacer por el y su empresa, con alegría e ilusión.
Es en esta entrevista donde puede descubrir a los “listos”.
Esté atento a ciertas indicaciones que le dirán que debe de alejarse de allí, o de puntualizar bien las cosas. Puntualizar no es incordiar, es tenerlo claro. Precisar no es ser  impertinente, es no llevarse a engaños.
Las señales se muestran rápidamente, sepa interpretarlas.
Una vez Vd. Se haya mentalizado de su parte a cumplir, compruebe también que no le den corcho por zanahoria. Saque también sus conclusiones de la entrevista. Sopese, evalúe, califique de entre las distintas opciones que tenga. La distancia al trabajo, las condiciones, el lugar de trabajo, el equipo, el Jefe si puede conocerlo, o en cualquier caso su Jefe directo. Las tareas concretas, que es lo que se espera de Vd...
El objeto social del trabajo también debe de interesarle. No todo el dinero que se obtiene, esta bien ganado, aunque parezca  e incluso sea legal. El dinero sí tiene color, y sí tiene olor, a veces huele mal.

  
CAPITULO 5

DATOS  DE INTERES


No desespere si no encuentra lo que  busca, o no es seleccionado, insista.
Repase el manual, compruebe su carácter y que es lo que trasmite.
 Déjese evaluar por alguien a quien  respete. No se enfade por lo que le digan. Tiene que corregir sus errores.
Aproxímese a los perfiles que solicitan, si es que son los que es capaz de ofrecer. Sitúese, como en estadística, en la nube de puntos o candidatos más cerca de la recta que da el perfil del candidato óptimo buscado.
Busque empleos no definitivos si es que tarda en encontrar su sitio. Hay empleos que son para una temporada, o para una época, siga buscando mientras trabaja, pero mientras está donde esté, hágalo lo mejor que pueda y sepa. Por Vd., primero. Se relacionará, y siempre es mejor estar ocupado. Podrá ofrecerse a otros para mejorar o, si lo hace bien lo podrían promocionar.
Hay pueblos, ciudades, provincias o capitales donde no hay paro.
¿Sabia que los americanos cambian al menos 5 veces de empleo de media en su vida laboral?
Sabia que mas de un 20% cambian de estado al menos una vez.
¿Sabia que cambian al menos 2 veces de actividad laboral?
Ante esto, pretender trabajar toda la vida en un mismo empleo en su misma ciudad y donde se pueda ir caminando, parece una utopía.
Generalmente, el que quiere trabajar, trabaja.
Salvo excepciones, que las hay, por edad o preparación, se puede trabajar, en letra gruesa, si uno se empeña.
Para los que a pesar de todo e intentándolo de verdad no pueden acoplarse al mercado laboral, el Estado prevé  ciertas soluciones legitimas.
Sin embargo hay provincias, islas, áreas o especialidades que no conocen el paro.
¿Sabia que en las áreas comerciales, prácticamente no hay paro?

“Vender es un placer”. Si esta de acuerdo con esto, enhorabuena, busque un sitio serio y adecuado, un producto competitivo, y a prosperar en la vida.
Hay trabajos peligrosos o de alto riego con poca competencia o poco solicitados.
Trabajos nocturnos, incómodos o poco agradables.
 Cuidar enfermos, tratar con basuras y un largo etcétera, donde pueden pescar con cierta garantía una buena bolsa de empleos.
Elévese, despegue de lo que solicitan todos. Encuentre su lugar en la sociedad.
En el trabajo pasa Vd. un tercio de su vida, no lo olvide. En ningún sitio pasa tanto tiempo, así que debe de buscarlo con detenimiento, paciencia y cerebro. Puede ser un infierno o una gloria. Merece la pena detenerse y darle la importancia que merece a fin de acertar o aproximarse lo más posible a lo que se denomina un éxito laboral.


CONCLUSIONES.

Bueno llegados a este punto, espero haberle entretenido querido lector, y a la vez informado. Trate de desechar los viejos tópicos, el mundo ha cambiado aunque algunos no lo quieran ver o no quieran que cambie en este punto. No acepte consejos, pero sí agradezca informaciones, decida Vd., tanto si quiere ser funcionario, como si sólo busca empleos para poder llegar muy arriba.
Abra los ojos, adáptese y sáquele partido a la nueva situación. Estoy seguro de que si sigue las indicaciones que he tratado de compendiar y transmitirle, encontrará empleo con más facilidad, por lo que habrá demostrado tener gran sentido común al leer este pequeño manual, que por otra parte solo trata de aplicar,  el  mas común de todos los sentidos.
En cualquier caso, si todo esto falla, olvídese de buscar un salario, hágase autónomo y sea su propio jefe.

Tenerife - Marbella

L. M. Soriano
.


Sin Deudas

Deudas.
L Soriano.
La proposición nueva es cuando menos interesante y les ruego que la analicen con paciencia y comprensión antes de rechazarla. ¿Se imaginan que para solucionar el problema del aparcamiento hay ciudades que están penalizando el tener parking en casa? Malos tiempos para los acaparadores que hasta ahora nos vendían una plaza de garaje a precio de antigua fortuna húngara.
Hasta ahora parecía que lo bueno era hacer parkings en los centros. Eso nos vendían, seguramente desde quienes vendían autos. Pues no, ahora parece que si tienes parking no usas el colectivo, y viceversa. Eso son razones, amigo. Para llegar a esos parkings organizamos unas de aúpa y si no hay, a qué vas en auto. Con las debidas excepciones de movilidad y dependencia, sin perro ni rabia.
Puede que alejar la idea del endeudamiento familiar y empresarial, sobre todo en la pequeña empresa, no será tarea fácil desincrustar de la mente de nuestros conciudadanos, pero como la del parking a abrir esos ojos y esos oídos. Esto es la innovación, y aún no hemos visto nada para lo que nos queda por ver.
Hay que promover el trabajo duro, el ahorro, el comprar lo que las posibilidades lo permitan y si queremos más, ampliar nuestras posibilidades, asumiendo riesgos, inventando, buscándonos la vida, vamos. Pero pretender ser modernos esclavos del sistema financiero y dializados por el gobierno eso no va a continuar, por mucho que nos prometan los políticos. Ellos no tienen una agencia de empleo y si cargan la burra en los funcionarios, las cuentas no les salen en la sanidad o les hacen aguas en educación, o resquebrajan en justicia o en cultura.
Así que cuanto antes empecemos el simple pasó que conlleva este camino de mil millas, antes llegaremos o al menos seremos de los primeros.
Cortar deudas pagar lo que podamos y pelear para buscarnos decente y dignamente lo que queremos alcanzar sin entregarnos a la barbarie del financiero ni la tutela devastadora del papá Estado.
A reflexionar.